Nota de EU89.7
Guatemala fortalece su capacidad para monitoreo forestal con apoyo de la FAO

Los sistemas robustos de monitoreo de bosques y uso de la tierra posibilitan la recolección de datos.

El Gobierno de Guatemala y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) anunciaron la implementación de un “sistema moderno de monitoreo forestal y usos de la tierra” que permitirá generar datos para movilizar los recursos financieros.

Este proyecto, según explicó la FAO, tiene como objetivo contribuir al manejo sostenible de los bosques, pues puede representar una estrategia para los países para enfrentar el cambio climático y conservar los recursos naturales y la biodiversidad.

Los sistemas robustos de monitoreo de bosques y uso de la tierra posibilitan la recolección de datos e información a los gobiernos para la formulación de propuestas de financiación por la reducción de emisiones por la deforestación y degradación de los bosques y definir acciones sobre el territorio.

Presentan proyecto

El representante asistente de la FAO, Maynor Estrada, indicó que esta semana se dio a conocer el plan de trabajo del proyecto “Fortalecimiento del gobierno de Guatemala para el acceso al mercado de pago por resultados de REDD+ a través de la consolidación del Sistema de Monitoreo de Bosques y uso de la tierra”.

En él se tiene previsto la elaboración de una estrategia de institucionalización del Sistema de Monitoreo, protocolos y herramientas de colecta y análisis de información de campo y sensores remotos integrados y probados por personal.

“El proyecto está contribuyendo no solamente al monitoreo de los bosques el país, sino a sentar algunas bases para su conexión con mercados nacionales e internacionales de pago por la reducción de emisiones”, indicó Estrada.

Agregó que la iniciativa servirá de apoyo a las acciones para reducir “la pobreza rural mediante una silvicultura más productiva y sostenible”.

Apoyarán distintas acciones

El viceministro de Ambiente, Carlos Ramos, informó de que en coordinación con el Instituto Nacional de Bosques (INAB), el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) se acordó apoyar las distintas acciones para mejorar el monitoreo de bosques y cambios de usos de la tierra.

Guatemala es signatario del Acuerdo de París de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), y se ha
propuesto contribuir para el 2030 con una reducción de hasta el 22 por ciento de las emisiones de carbono si cuenta con apoyo internacional.

Es necesario un sistema de monitoreo

Para poder demostrar la reducción de emisiones, explicó la FAO, es necesario tener un sistema de monitoreo robusto, transparente, confiable, que, de acuerdo a los lineamientos de la Convención de Cambio Climático, se debe usar una combinación de datos de teledetección y de inventarios forestales.

Es por ello que las estadísticas certeras y datos fidedignos permitirán que Guatemala pueda elaborar propuestas de financiamiento que permitan al país ser compensado por acciones de reducción de emisión de carbono.

Actualmente, se considera que Guatemala tiene el potencial de comercializar la reducción de 15 millones de toneladas de carbono producto de la conservación y buen manejo de bosques.

Este dato está en una etapa de revisión por parte del gobierno y podrá ser confirmado por medio de las mejoras que se decidan sobre el nuevo sistemas de monitoreo.

Con información de agencia EFE