Nota de EU89.7

¿Se endeuda Guatemala con US $100 millones para desnutrición o no? Expertos opinan

El financiamiento serviría para implementar el programa “Crecer Sano”, que atendería a 400 mil niños.

Un préstamo del Banco Mundial, por US $100 millones, destinado a combatir la desnutrición crónica en siete departamentos del país, está prácticamente perdido porque el Congreso de la República no lo aprobó en tiempo.

El financiamiento serviría para implementar el programa “Crecer Sano”, que atendería a 400 mil niños. Según datos de la VI Encuesta Nacional de Salud Materno Infantil 2014-2015, el porcentaje de niños menores de 5 años con desnutrición crónica en Guatemala es de 46.5 por ciento.

Homa-Zahra Fotouhi, representante del Banco Mundial para Guatemala, América Latina y el Caribe, dijo el 13 de noviembre en una entrevista en el programa A Primera Hora, que existía un primer compromiso de los diputados al Congreso de la República.

  • Entonces, agregó: “El proyecto ya pasó dos lecturas y ahora solo falta la tercera lectura y aprobación final en el pleno. Las condiciones: Es un préstamo de US $100 millones y una donación de US $9 millones. Se paga en 33 años, tiene 6 años de gracia y una tasa de interés fijo de es fija de 3.7% más el interés Libor que es del 2.85 por ciento.

Al final, los diputados finalizaron las sesiones ordinarias e inició sesiones extraordinarias en las cuales este tema ya no se tocó para nada.

Para platicar sobre este tema el programa A Primera Hora invitó a los analistas Karin Slowing y a Juan Carlos Zapata.

Slowing asegura que no está en contra de los préstamos ni de los endeudamientos como mecanismos de financiamiento, pero estima que si se va a endeudar a Guatemala, tiene que ser “bien planificado”.

Por su parte, Zapata opina que este préstamo “es un paso en el camino correcto hacia una estrategia integra, en la cual se adiciona fortalecer la infraestructura para mejorar todos los componentes alrededor de la agenda urbana del país”.

Karin Slowing

El diseño con el que trabaja este nuevo préstamo es el mismo que se hizo para el programa Hambre Cero, en tiempos del presidente Óscar Gerger. Este plan no es el primero y a la fecha no ha habido cambios en los indicadores sobre desnutrición.

El planteamiento es atender un criterio para pensar en donde hacemos este endeudamiento para que ayude a nuestros niños. No es una oposición al desarrollo de la niñez ni a los préstamos, pero por qué no pensamos en ayudar a los pequeños productores en su producción, por qué no pensar en un programa en el Ministerio de Agricultura para que se recupere. Con el Ministerio de Salud no se van a cambiar los fines.

Estoy segura de que las razones del Congreso para no aprobarlo no tiene nada qué ver con lo que estamos platicando. Nosotros estamos viendo razones técnicas, el Congreso no está en esa lógica y hay que ver por qué no le da la gana aprobarlo.

Hacer pushitos al final de un gobierno no vale la pena. Sin arranque institucional. Ahí está el gran problema por el que no avanzamos en el tema.

Juan Carlos Zapata

Es un paso en el camino correcto hacia una estrategia integra, en la cual se adiciona fortalecer la infraestructura para mejorar todos los componentes alrededor de la agenda urbana del país.

Hay que ver también la responsabilidad de los alcaldes, porque el programa del Banco Mundial no solo va a fortalecer el primer nivel de salud, que es clave y científicamente comprobado. Aquí hay que hacer esa diferencia. No estamos hablando de desnutrición que afecta el proceso de desnutrición aguda, sino de desnutrición crónica.

Durante el gobierno del partido patriota se quitó a muchas ONG que prestaban atención a ese nivel de salud y nunca se recuperó. Dijeron que brindarían salud y nunca se hizo. Es parte de los procesos pendientes.

Con este financiamiento que el Estado está solicitando, que no ha habido avance, no es cierto. Estamos en el 46 por ciento de desnutrición, ha sido lento porque no hay servicio, porque el agua está contaminada y eso afecta el crecimiento de los niños.

Hay que ver este tema no de forma asilada sino en un contexto en el que se está trabajando en el fortalecimiento de la infraestructura urbana. Guatemala es el país menos urbanizado en América Latina, y ese es un problema para reducir la desnutrición en Guatemala.

Es lamentable que cuando se trata de fútbol todo el mundo en el Congreso habló en las redes sociales y rápido consiguieron los votos. Pero para un tema como la desnutrición ni siquiera se discute en el pleno.

Es fundamental que se apruebe el préstamos, la capacidad técnica en poder fortalecer a funcionarios, para que no se queden como muchos que han pasado por el servicio público

En la medida en que veamos esto, no como la gran solución, sino como parte de fortalecer la institucionalidad pública, en la que también se tienen que trabajar el tema del agua, podremos ir resolviendo el problema de la desnutrición crónica.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼