Nota de EU89.7
Sindicada de ataque a bus en la zona 7 va a la cárcel de Santa Teresa

La jueza María del Carmen López, quien practicó la primera declaración, resolvió que la imputada debe ser traslada.

Autoridades del Hospital Roosevelt confirmaron que hoy fue dada de alta Mirna Juárez, de 19 años, señalada de ser la presunta responsable de haber detonado un explosivo en un bus de la ruta 32, el pasado lunes, en la colonia Quinta Samayoa de la zona 7 capitalina.

Juárez estuvo cinco días internada, después de que el artefacto le explotó en las manos, por lo que tuvo que ser intervenida para que se las amputaran por las heridas de gravedad que presentó.

El director del Hospital Roosevelt, Marco Antonio Barrientos, dijo que la joven, a la que le amputaron las dos manos, “egresó de la institución” este viernes, después de revisar que “los muñones estuvieran en perfectas condiciones”.

La Policía Nacional Civil trasladó entonces a Mirna Elizabeht Juárez, una joven de 19 años que fue procesada por asesinato en grado de tentativa y enviada a prisión preventiva, a la cárcel de Santa Teresa.

En las imágenes, se ve como la joven sale del centro asistencial en una silla de ruedas y después se mete en una patrulla policial.

La jueza María del Carmen López, quien practicó la primera declaración, resolvió que la imputada debe ser traslada a la cárcel de Santa Teresa.

La togada la ligó a proceso penal por el delito de asesinato en grado de tentativa y se dictó prisión preventiva como medida de coerción.

Los hechos

De acuerdo con el informe de la Policía Nacional Civil (PNC) que recogió la versión de los pasajeros el día de los hechos, los responsables del ataque, un hombre y una mujer, a bordo de una motocicleta interceptaron el paso del autobús.

La mujer subió al bus con un tubo plástico en las manos y amenazó al piloto para que entregara la extorsión o, de lo contrario, explotaría el artefacto y encendió la mecha la mecha del mismo.

En ese momento el piloto la empujó hacia afuera del bus dando lugar a que el tubo explotara, razón por la cual fémina perdió ambas manos.