Nota de EU89.7
A juicio cuatro sindicados en el caso Construcción y Corrupción

A partir de una investigación sobre actividades ilícitas vinculadas con Alejandro Sinibaldi se descubrieron negocios en Guatemala y en otros países.

La jueza de Mayor Riesgo D, Erika Aifán, resolvió enviar a juicio a Juan Ignacio Florido, René Felipe Cardona Pérez y José Guillermo Yupe Ramírez, por los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero, y a Griselda Beatriz Álvarez Medina por cohecho activo.

Luego de la audiencia de la etapa intermedia la jueza consideró que existían suficientes medios de investigación para que los cuatro sindicados enfrenten debate por su vinculación con una estructura de corrupción liderada por Alejandro Sinibaldi Aparicio, exministro de Comunicaciones durante el gobierno del partido patriota.

En la diligencia la jueza otorgó participación definitiva a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) en su calidad de querellante adhesivo, a través de sus mandatarios judiciales.

Revisión de medidas

En relación a la revisión de las medidas de coerción solicitadas por los sindicados, la jueza resolvió que José Guillermo Yupe Ramírez y Juan Ignacio Florido continuarán en prisión preventiva.

Mientras que Juan Ignacio Florido se les otorgó medidas sustitutivas y a Griselda Beatriz Álvarez Medina mantiene las medidas otorgadas anteriormente.

Antecedentes del caso

A partir de una investigación sobre actividades ilícitas vinculadas con el exministro de Comunicaciones se descubrió documentación relacionada con varias operaciones de negocios en Guatemala y en otros países.

Se identificaron empresas de cartón que por medio de la simulación de servicios facturaban sumas millonarias de dinero proveniente de sobornos.

La facturación de las empresas se realizó entre los años 2012 y 2014, cuando Sinibaldi fungió como ministro de Comunicaciones.

El pago a las empresas de cartón funcionaban como una especie de “ventanilla especial” para los constructores, ya que una vez depositado el dinero, el engranaje gubernamental operara a su beneficio, pagándoles deuda que el Ministerio tenía con las empresas que ellos representan.

Escuche el reporte de Alexander Valdez ▼