Nota de EU89.7
No es fácil; resolver el diferendo con Belice llevará años

El Parlamento Centroamericano (Parlacen) felicitó al pueblo y el Gobierno de Belice por la realización de su consulta para resolver el diferendo.

Al estado de Guatemala le espera un proceso largo ante la Corte Internacional de Justica (CIJ), con sede en Holanda, para finalizar el conflicto limítrofe que existe con Belice.

En eso coinciden los excancilleres Gabriel Orellana y Alfonso Cabrera, quienes señalaron que, en promedio, puede durar entre cinco o diez años el proceso de reclamación.

Ambos agregaron que ahora se debe continuar con una hoja de ruta que está trazada en el convenio bilateral suscrito entre Guatemala y Belice en años 2008.

¿Y cuál es el procedimiento?

Ambas partes deben notificar a la CIJ. Guatemala deberá presentar su demanda en un plazo de un año; posteriormente, esa corte trasladara la demanda al Estado de Belice, el cual tendrá el mismo plazo para contestarla.

Debe existir también un proceso denominado ‘contramemoria’, el cual es aprovechado para argumentar reclamos o contestaciones.

El excanciller Orellana explica que la Corte puede solicitar ampliaciones o aclaraciones y, posteriormente, solicitar un receso de entre dos y tres años, que se puede alargar, el cual es utilizado por los jueces para analizar los expedientes y dictar una sentencia.

No hay apelación

Los excancilleres Alfonso Cabrera y Gabriel Orellana dijeron que ante la sentencia de la CIJ no cabe una apelación, pues es una resolución definitiva, únicamente se puede solicitar una aclaración.

Por último, la razón fundamental para que se lleve a cabo este proceso argumentaron los ex diplomáticos, es para resolver en definitiva los límites territoriales, marítimos e insulares para otorgar certeza en el territorio sobre el que se ejerce soberanía por los países interesados.

El Parlacen felicita a Belice

El Parlamento Centroamericano (Parlacen) felicitó al pueblo y el Gobierno de Belice por la realización de su consulta para resolver el diferendo con Guatemala y que sea la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, la que dirima el litigio.

La presidenta, la salvadoreña Irma Amaya, celebró el resultado “favorable” del referéndum beliceño, que coincide con el celebrado por Guatemala en 2018, y dijo que este es “un ejemplo de paz y democracia” al someter esta “histórica controversia territorial” al máximo tribunal internacional de justicia.

Esta decisión permitirá el “fortalecimiento de las relaciones e integración entre dos Estados miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA)” y es “un ejemplo mundial de respeto al derecho y la justicia”.

Escuche el reporte de Manuel García ▼