Nota de EU89.7
Expertos aseguran que Guatemala siempre ha estado al borde del abismo

Los problemas sociales, políticos y económicos han llevado a Guatemala a enfrentamientos entre diferentes grupos organizados, lo cual no permite que se genere el desarrollo en diversas esferas. El programa A Primera Hora invitó a Lizardo Sosa López, expresidente de la Junta Monetaria y del Banco de Guatemala, y a Richard Aitkenhead, exministro de Economía, …

Continuar leyendo “Expertos aseguran que Guatemala siempre ha estado al borde del abismo”

Los problemas sociales, políticos y económicos han llevado a Guatemala a enfrentamientos entre diferentes grupos organizados, lo cual no permite que se genere el desarrollo en diversas esferas.

El programa A Primera Hora invitó a Lizardo Sosa López, expresidente de la Junta Monetaria y del Banco de Guatemala, y a Richard Aitkenhead, exministro de Economía, exministro Finanzas y ex comisionado presidencial para la ejecución del programa de gobierno del presidente Óscar Berger.

Ambos coinciden en que el país ha estado a punto de caer en un abismo, pero que también ha logrado despertar para que eso no se dé.

Ambos también hablan de la necesidad de reformas fundamentales en la legislación nacional y en una reactivación económica nacional que fortalezca el desarrollo local.

Lizardo Sosa López

Guatemala ha estado muchas veces a punto de irse al abismo, y no ocurre. Este país va al abismo cada vez y no se va. Pero el problema es que mantenemos tal mediocridad que no nos permite avanzar hacia el congreso.

El producto per cápita es un indicador limitado, pero da una idea lo que los países pueden lograr. Por ejemplo Taiwán en los años 1980 lo ha duplicado y a estas alturas lo ha sextuplicado.

En Guatemala no hay un mecanismo que logre una productividad mayor, que es la única forma de atacar los problemas que tenemos y avanzar en la productividad de los guatemaltecos.

Podríamos comenzar con la reforma del artículo 280 constitucional. Creo que hay que darles la oportunidad del futuro a los jóvenes, que ellos puedan construir la sociedad en la medida de sus aspiraciones.

Hay cosas tan ilógicas en la Constitución. Tenemos un sistema de gobierno presidencialista que ya se agotó. De la universidad que tiene el monopolio en la educación. Mejor sería tener universidades autónomas en varias regiones del país, pero no se puede porque la Usac tiene el monopolio de la educación superior. El IGSS también tiene ese problema.

El artículo 280 se reforma por el Congreso o por Consulta Popular. Yo proponía que se reformara en el Congreso y se aprobara en una asamblea ciudadana de aprobación constitucional. Una reforma ciudadana nos costaría un salón y magdalenas con café, no Q300 millones de una consulta popular que no es práctica.

Si no tenemos una Constitución más dinámica y de la realidad mundial, no les damos a nuestros hijos que puedan construir su futuro.

El mayor problema de Guatemala

El sistema político es el mayor problema que tenemos en Guatemala. Lo que se pidió en 2015 fue más democracia, y lo que nos dieron los partidos fue menos democracia.

Las decisiones son cupulares, no es el ciudadano el que decide en el partido. Hay menos democracia, porque no se le está dando el poder al ciudadano, sino a la cúpula del partido.

Richard Aitkenhead

No podemos dejar que el pesimismo nos invada y que no podamos ver la forma en que podamos salir de esto.

Nuestro país ha estado muy cerca del abismo y ha logrado reaccionar. En este caso debemos discutir como retomar el tema de privilegiar la honradez. No hay forma de salir del laberinto si no luchamos contra los poderes paralelos incrustados en el Estado.

Primero: Debemos aprender a privilegiar la vida. Hay guatemaltecos que viven en la pobreza extrema. Hay algunos padres que podrían estar en condiciones difíciles por sus decisiones.

Segundo: Tenemos que decidir qué hacer con la contaminación. Debemos hacer del manejo ambiental una iniciativa que genere empleo y riqueza, para que todos contribuyan. En lugar de ensuciarlo, debemos defender el ambiente.

Tercero: Tenemos que entender que debe haber libertad económica pero con responsabilidad social. No puede haber progreso si no hay carreteras, y luego fortalecer la producción y la productividad.

¡Eso es ridículo..!

Es lamentable que ya llevemos un año de la iniciativa de ley de nueva infraestructura vial, y en el Congreso no lo apruebe. Eso es ridículo.

Reactivar el tema de las carreteras y la producción… sólo eso lograría la reactivación económica para el gobierno futuro.

Estamos en uno de los peores momentos. Esa explosión de ciudadanía que generó la plaza del 2015, los acontecimientos y la descalificación de sirios y troyanos acabo en una polarización que hace difícil el diálogo.

Veamos a los candidatos a la presidencia. La mayoría están contra la Cicig, todos criticando, pero evadiendo el verdadero punto. Nuestro país requiere poner como punto central la lucha contra la impunidad y la corrupción. Pero vamos de nuevo. El error es que un solo tema no puede ser la agenda nacional.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼