Nota de EU89.7
Guatemalteco capturado por atacar a una mujer hace 30 años en EE.UU.

Luego de 30 años, Gustavo Cáceres por fin purgará la condena a la que fue sentenciado y también enfrenta un cargo por haber violado la fianza.

Un guatemalteco que salió de Estados Unidos hace 30 años en medio de una investigación por violación en la que era señalado fue arrestado esta semana en la ciudad de Mount Kisco, Nueva York.

Nelson Gustavo Cáceres, ahora de 51 años de edad, escapó de la justicia estadounidense en 1989 cuando había sido liberado bajo fianza con lo que evitó un juicio en su contra por cargos de agresión sexual a una mujer en dicha ciudad.

Según el informe de la policía citado por el diario New York Post, la víctima se rehusó a acompañarlo lo que provocó el ataque de parte de Cáceres.

La corte local lo declaró culpable en ausencia por un cargo de intento de violación y fue sentenciado en 1989 a 15 años de cárcel en una prisión estatal.

Evadió la justicia

La policía de Mount Kisco cree que Cáceres regresó a Guatemala para evitar la cárcel pero una revisión del caso sugirió que había regresado a Nueva York y vivía en Mount Kisco.

“Los detectives realizaron varias entrevistas en el vecindario y montaron un operativo de vigilancia en varios lugares. La investigación determinó que una persona quien se creía que era Cáceres frecuentaba un local de abarrotes y se conducía en una bicicleta roja”, dice el informe policial.

El guatemalteco fue capturado el viernes por la noche luego de encadenar su bicicleta a un árbol antes de entrar a la tienda.

Luego de 30 años, Cáceres por fin purgará la condena a la que fue sentenciado y también enfrenta un cargo por haber violado la fianza.

El comisionado de la policía local, Thomas Gleason dijo: “El señor Cáceres va a purgar la sentencia que le fue impuesta hace tres décadas y la víctima de este incidente por fin recibirá la justicia que merece”.

Gleason detalló que su departamento nunca se rindió para solucionar el caso el cual permaneció abierto durante las últimas tres décadas.