Nota de EU89.7
Donald Trump niega que sus tuits sobre las congresistas demócratas fueran “racistas”

“Estos tuits no eran racistas. No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo”, dijo Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump, negó que sus comentarios sobre cuatro congresistas demócratas fueran “racistas”, mientras crece la polémica por los comentarios que hizo el fin semana aconsejando a las legisladoras -provenientes de minorías- que volvieran a sus países.

“Estos tuits no eran racistas. No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo”, dijo Trump en Twitter.

Desde el fin de semana, la polémica ha ido creciendo en Estados Unidos y el lunes las cuatro congresistas aludidas replicaron airadamente al presidente.

Se trata de Alexandria Ocasio-Cortez (representante de Nueva York, de origen portorriqueño), Ilhan Omar (de Minnesota, estadounidense nacida en Somalia), Ayanna Pressley (una legisladora negra que representa a Massachusetts) y Rashida Tlaib (de Michigan, de ascendencia palestina).

“No se nos acallará”, dijo Pressley, llamando a los estadounidenses a “no morder el anzuelo” ante estos ataques que, según dijo, apuntan a desviar la atención de los verdaderos problemas del país.

Trump solo busca distraer con este “ataque abiertamente racista”, aseguró Omar. “Esa es la agenda de los nacionalistas blancos”, agregó.

Este martes los demócratas, que controlan la Cámara de Representantes, someterán a votación una moción para condenar las declaraciones del presidente. Trump criticó esta iniciativa en Twitter.

“Lo que ellos denominaron como una votación convocada para hoy es un engaño. Los republicanos no deberían mostrar ‘debilidad’ ni caer en su trampa”, dijo Trump, que consideró que los legisladores deberían pronunciarse sobre “el lenguaje soez, las declaraciones y las mentiras contadas por los demócratas”.

Congresistas demócratas

Congresistas demócratas denuncian ataques

 

Las cuatro congresistas demócratas que fueron blanco de una serie de ataques xenófobos por parte de Donald Trump respondieron con dureza al mandatario estadounidense, diciendo que intenta desviar la atención de las críticas a su gestión con declaraciones “abiertamente racistas”.

Luego de haber aconsejado el fin de semana a estas congresistas pertenecientes a minorías “regresar” a sus países de origen, el presidente intensificó sus ataques el lunes, acusándolas de “odiar” Estados Unidos. “Si no son felices aquí, pueden irse”, lanzó desde los jardines de la Casa Blanca.

Durante una conferencia de prensa conjunta la noche del viernes, las cuatro mujeres –Alexandria Ocasio-Cortez (representante de Nueva York, de origen portorriqueño), Ilhan Omar (de Minnesota, estadounidense nacida en Somalia), Ayanna Pressley (de Massachusetts, afroestadounidense) y Rashida Tlaib (de Michigan, de ascendencia palestina)– replicaron airadamente al presidente.

Con información de la agencia de noticias: AFP