Nota de EU89.7
La forma astuta que tuvo una mujer para escapar de su secuestrador

El criminal la tuvo varios días cautiva y la víctima fue agredida severamente

Elogiar las orquídeas que cultivaba un secuestrador violento fue el plan astuto que tuvo una mujer para escapar de él.

Todo comenzó cuando la joven de nacionalidad austriaca hacía ciclismo el pasado martes en los alrededores de la ciudad de Graz (sureste) cuando un vehículo la atropelló.

Agresión

Nathalie Birli, de 27 años, tuvo una fuerte lesión en un brazo al caerse. El hombre que conducía el automóvil bajó de este, la golpeó con un leño y se la llevó a su casa, aislada en el campo.

“Cuando me desperté estaba desnuda, sentada y atada en un sillón, en una casa vieja”, dijo ella al diario Kronen Zeitung.

Ella relató que el hombre la obligó a beber alcohol e intentó ahogarla, y luego la metió en una bañera llena de agua fría, dijo.

Todo parecía que ella tenía los días contados, pues la forma brutal con la que la había tratado el secuestrador, un hombre sumamente violento, la dejaba sin esperanzas de regresar a su casa.

Lo logró convencer

En medio de esta pesadilla la joven Nathalie vio una forma astuta para tratar de convencer a su agresor: los cultivos de orquídea que tenía en el jardín.

Cuando empezó a elogiar las flores su agresor, al principio “lleno de odio”, cambió y comenzó a “suavizarse conmigo” y le explicó su pasión por la jardinería y su dura infancia.

Después ella consiguió finalmente que su secuestrador la liberara y la condujera a casa, sin olvidar su bicicleta.

Búsqueda

Gracias a los datos del GPS de la bicicleta de la víctima la policía logró localizar la escena del crimen y dio con el criminal.

Se trata de un hombre de 33 años y con problemas mentales. Ahora las autoridades investigan si este sujeto estaría involucrado en otros secuestros no dilucidados.