Nota de EU89.7
Se inicia audiencia de primera declaración de exdirectores de Informática del TSE

Fiscalía de Delitos Electorales del Ministerio Público (MP) los señala de los delitos de incumplimiento de deberes y destrucción de registros informáticos.

El juez séptimo de Primera Instancia Penal, Fredy Orellana, comenzó la audiencia de primera declaración del exdirector de Informática del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Gustavo Adolfo Castillo González, y el exsubdirector, Beny Obdulio Román Chanquín.

Ambos son señalados por la Fiscalía de Delitos Electorales del Ministerio Público (MP) de los delitos de incumplimiento de deberes y destrucción de registros informáticos.

Castillo González y Román Chanquín fueron detenidos ayer durante operativos dirigidos por la Fiscalía, con el respaldo de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), en sus residencias de Villa Canales y Santa Catarina Pinula, Guatemala.

Fueron destituidos del cargo

El 11 de julio pasado, Julio Solórzano, presidente del Tribunal Supremo Electoral, destituyó de sus cargos de director y subdirector de la unidad de Informática, a los encartados y en sus lugar fueron nombrados Benjamín Estuardo Rosales y Sergio Romero Veliz, respectivamente.

Castillo González y Román Chanquín fueron los encargados de dirigir la labor de más de 3 mil digitadores electorales que alimentaron la base de datos de la plataforma digital durante las elecciones del pasado 16 de junio.

En esa ocasión hubo problemas en la alimentación del sistema lo cual causó problemas a la elección de diputados y de consejos municipales, pero no así en el caso de los presidenciables.

Habían pedido su destitución

Los fiscales de los partidos políticos exigieron, entonces, su destitución, derivado de las inconsistencias de datos que fueron identificadas durante el proceso electoral.

En su momento se nombró una comisión revisora de actas, la que según los magistrados del TSE, sería encabezada por Gustavo Castillo.

La Fiscalía de Delitos Electorales del MP también había anunciado que en la primera semana de agosto se conocería el dictamen pericial y el informe técnico, el cual podría incluir responsabilidades penales de quienes hubieran manipulado el software que se utilizó para la transmisión de resultados preliminares el pasado 16 de junio.

Ayer el TSE emitió un comunicado en el que fija su postura de respetar el debido proceso.

Escuche el reporte de Alexander Valdez ▼