Nota de EU89.7
Max Quirín: “Las acciones de Cicig fueron más políticas que de justicia”

La discusión no es la Comisión, sí o no. La discusión es cómo resolver los problemas estructurales en el sistema de justicia.

Durante el seminario de cierre de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, “Un legado de justicia en Guatemala”, el excomisionado Carlos Castresana señaló por medio de videoconferencia que la Cicig funcionó porque es un proyecto bilateral y que “no fue nada que se impusiera”, ya que se firmó un acuerdo entre Guatemala y las Naciones Unidas.

Asimismo, la exjueza Claudia Escobar expresó que el retiro de la Cicig es el equivalente a “quitarle el respirador a un paciente terminal” que en este caso es el sistema de Justicia.

Entretanto, la Fiscal General y jefa del Ministerio Público (MP), Consuelo Porras, manifestó que la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Ferci) continuará con sus funciones y asumirá nuevos retos, y confirmó a Juan Francisco Sandoval al frente.

Max Quirín, quien fue enjuiciado y condenado por el caso IGSS-Pisa, acusado del delito de fraude, pero luego una Sala anuló el fallo y lo declaró inocente, tiene su propia interpretación  de las actuaciones de Cicig y su comisionado Iván Velásquez.

  • Su visión de Cicig

Tengo que hacer alusión a mi caso y de otras personas. Lamentablemente dentro de esta persecución de actos ilegales se cometieron abusos innecesarios. Acusaciones sin fundamentos, arrestos sin el debido proceso.

En mi caso fue una flagrante violación a mis derechos fundamentales. Combatir la corrupción es importante en Guatemala, pero nunca violentando el debido proceso e irrespetando los derechos de las personas.

Eso, lamentablemente, lo hizo Cicig. El Ministerio Público (MP) sólo le servía de acompañamiento. Entonces eso es algo que no debió haber sucedido, no sólo a mí, sino a varias personas inocentes.

  • Valen las investigaciones

Uno no tiene nada en contra de que se le investigue, pero eso se puede hacer sin que lo detengan a uno y que lo mantengan en prisión preventiva. En mi caso fueron 3 años y 8 meses, un total abuso, y después de cuatro años lo declaran a uno inocente.

  • ¿Por qué un show cuando no había evidencias para acusarlo a uno?

Si el fin hubiera sido solo buscar actos ilegales, así es. Pero mi captura se dio cuando se inicia esa avalancha, ese ataque contra el presidente Otto Pérez Molina. En ese caso apresan, arrestan a la Junta Directiva del IGSS, algo que fue mediáticamente muy resaltado.

Parecía que los fines no eran, precisamente, llegar a actos ilegales, sino que había fines políticos de por medio. No se puede hacer de una forma parcial y selectiva como lo hizo Cicig.

  • Casos mediáticos muy resaltados, conferencias de prensa

Fueron actuaciones ilegales flagrantes de Iván Velásquez y la fiscal Thelma Aldana. La ley establece derechos de una persona sindicada. Se presentaban supuestas evidencias, que es prohibido presentarlas públicamente antes de presentarlas al juez.

Se buscaba una condena pública anticipada. Fue una violación que se dio en muchos casos.

Grupos como el Colegio de Abogados nunca dijeron nada porque todos estaban con miedo de que fueran acusados de algo.

  • Análisis macro

En un momento se consideró el apoyo de Cicig ante debilidades estructurales que existían en el sistema de justicia para afrentar grupos clandestinos y organizaciones criminales.

Cicig comenzó a hacer un trabajo tímido, porque una acción contra esas organizaciones nunca hubo con la contundencia que debió ser. Después, lamentablemente con la gestión de Iván Velásquez, pareció que las acciones obedecieron a fines más políticos que de justicia.

Hay que ver el abuso de las personas que estuvieron a cargo de Cicig, al excederse en su mandato.

  • Fortalecimiento de la justicia

No avanzamos mucho, o nada, en fortalecer el sistema de justicia. Creo que debemos encontrar la vía y poner los recursos para que el sistema de justicia funcione como debe ser en Guatemala para que exista el estado de derecho.

La lección es que debemos enfrentar el tema con diligencia y prontitud, y aprender que un modelo como Cicig permitió el abuso y extenderse más en su mandato los funcionarios que estuvieron a cargo.

  • ¿Sin su presencia se puede?

El tema no es Cicig, sí o no. Lo fundamental es que tenemos debilidades. Hay que ver que el MP cumpla con las funciones que tiene, comenzando porque el mismo MP respete su mandato constitucional, y buscar algún apoyo profesional y serio, donde el fin sea fortalecer el estado de derecho y que sus acciones no se presten para fines políticos.

La discusión no es Cicig, sí o no. La discusión es cómo resolver los problemas estructurales en el sistema de justicia.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼