Nota de EU89.7
Día mundial para la prevención del suicidio: causas, señales y departamentos más afectados

En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio se anunció que una campaña será lanzada este mes, y finalizará en octubre.

Hoy se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio y solo en Guatemala se reportan alrededor de 300 casos de esa naturaleza; además, se calcula que en tres departamentos es en donde se concentra la mayor cantidad de esos hechos en el país.

Según la Asociación Nacional Contra el Maltrato Infantil, citando cifras del Registro Nacional de las Personas (Renap), de enero a agosto de este año se han registrado unos 300 suicidios en Guatemala, y son Jalapa, El Progreso y Chiquimula los departamentos con las tasas más altas con esos hechos.

De acuerdo con Miguel Ángel Lopez, dirigente de la Asociación, por cada 100 mil habitantes, en Jalapa hay 11 suicidios, mientras que en El Progreso, cinco.

Lanzarán campaña de prevención

En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio se anunció que una campaña será lanzada este mes, y finalizará en octubre, dirigida a niñas, niños y adolescentes para prevenir estos casos.

La estadística muestra que en el caso de las mujeres, ocurren los suicidios en las edades entre los 15 y 19 años y lo hacen mediante la ingesta de plaguicidas y por asfixia por suspensión.

En el caso de los hombres ocurre entre las edades de los 20 y los 24 años, y utilizan mecanismos similares a la de las mujeres.

Según la información, la violencia de distinto tipo, la ansiedad y la depresión tienen incidencia en estos comportamientos, por lo cual, según López, se debe centrar la atención en estos casos.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en Guatemala, en los últimos cinco años han ocurrido 2 mil 261 suicidios, siendo el envenenamiento el método más utilizado, seguido del ahorcamiento y el arma de fuego.

El 74 por ciento de estos han ocurrido en los hombres; el 43 por ciento de los suicidios ocurren en la vivienda. El suicidio es un grave problema de salud pública; no obstante es prevenible mediante intervenciones oportunas, aseguran expertos.