Nota de EU89.7
Sadio Mané elegido mejor jugador africano de 2019

Mané fue uno de los artífices de la histórica temporada del Liverpool, en la que los ‘Reds’ lograron la Liga de Campeones.

El delantero senegalés del Liverpool Sadio Mané fue elegido este martes mejor jugador africano de 2019, en una ceremonia celebrada en Hurghada.

Mané fue uno de los artífices de la histórica temporada del Liverpool, en la que los ‘Reds’ lograron la Liga de Campeones.

El Liverpool recientemente ganó el Mundial de Clubes frente al Flamengo, además del subcampeonato de la Premier League.

Mané lideró a la selección senegalesa al subcampeonato en la Copa de África de Naciones celebrada en Egipto.

También acabó como máximo goleador de la última Premier League, con 22 goles.

Por estos éxitos, Mané ya había quedado cuarto clasificado en el último Balón de Oro, ganado por el argentino Lionel Messi.

“Es un gran día para mí. Estoy realmente muy feliz y al mismo tiempo muy orgulloso de este premio”, declaró Mané al recibir el galardón.

Es la primera vez que Mané, de 27 años, recibe este premio, cuyo trofeo recibió de manos del presidente de la Confederación Africana de Fútbol.

El último jugador senegalés que lo había logrado fue El-Hadji Diouf en 2002.

El jugador senegalés se impuso en las votaciones a su compañero en el Liverpool, el egipcio Mohamed Salah, y al argelino Riyad Mahrez, el delantero del Manchester City que lideró al equipo magrebí en la conquista del título continental.

Mahrez, que aspiraba a su segunda corona, se consolará al menos con el premio al mejor gol del año.

Una lanzamiento de golpe franco a la escuadra que dio la clasificación a Argelia para la final de la CAN frente a Nigeria.

Pese al título continental, Mahrez es el único jugador argelino en el once del año, en el que sí están el gabonés Pierre Emerick Aubameyang, el senegalés del París SG Idrissa Gueye o el defensa de Camerún y del Liverpool Joël Matip.

El título de mejor entrenador fue para el seleccionador de Senegal Aliou Cissé.

En la categoría de jugador joven con más proyección, el premio fue para el lateral marroquí Achraf Hakimi, cedido por el Real Madrid al Borussia Dortmund.

La nigeriana Asisat Oshoala fue elegida mejor jugadora del año. La delantera del FC Barcelona alcanzó la final de la Liga de Campeones con el equipo azulgrana y ayudó a Nigeria a alcanzar los octavos de final del Mundial celebrado en Francia.