Nota de EU89.7
Giammattei ordena cambiar a policías en puerto Santo Tomás por “contrabando y otras cosas”

El gobernante aseguró que los elementos de la PNC asignados a esta terminal marítima serán investigados.

El presidente Alejandro Giammattei indicó este domingo que giró instrucciones al director de la Policía Nacional Civil (PNC) para que proceda a cambiar al personal de esta entidad asignado al puerto Santo Tomás de Castilla.

El gobernante destacó que se procederá a investigar a los policías que estaban en esta terminal portuaria.

VIDEO | Estudiantes resultan intoxicadas tras bautizo huelguero en la Usac

Ilícitos

“Estamos retirando a todos y serán investigados. Tenemos presunciones que pudieran estar vinculados en temas de contrabando y otras coas. No vamos a tolerar, vamos a hacer que el buen policía sea respetado, pero al mal policía lo vamos a quitar de la fuerza porque hace que los demás sean malos, y no es cierto”, mencionó el mandatario.

Las declaraciones las dio el gobernante durante un recorrido en la comisaría de El Mezquital, Villa Nueva, sector que está bajo estado de Prevención desde el viernes pasado.

Añadió que hasta el momento se han cumplido con 15 de los 16 objetivos trazados de miembros de pandillas que han generado zozobra entre los habitantes.

Amenazas

El 21 de enero, Giammattei reveló que recibió varios mensajes sobre amenazas donde mencionó al Puerto Quetzal en donde “aquí hay gente que ya nos llamaron que no nos metamos a honduras, que con los puertos no se juega”.

Resaltó que le indicaron que “tengamos cuidado con lo que estamos haciendo porque eso (los puertos) ya tienen dueño. Y nos han hecho llegar múltiples mensajes”.

Presidente dice que recibió amenazas “que con los puertos no se juega, ya tienen dueño”

Auditoría

Giamamttei agregó que se solicitó a la Contraloría General de Cuentas (CGC) una “auditoría especial” específicamente en el Puerto Quetzal, debido a “las inconsistencias que estábamos viendo”.

Sobre ello, el funcionario mencionó que se han evidenciado “cosas extrañas” que sucedieron y que han afectado los ingresos del Estado los cuales “se han visto menguado por un gasto innecesario, y en muchos casos, según la percepción de lo que se mira a simple vista, sobrevalorada de muchas cosas en los puertos”.