Nota de EU89.7
Ale Mendoza aclara sobre video con el que generó polémica en redes sociales

En las imágenes el cantante guatemalteco mencionaba que “no creía en el aislamiento social”.

Ale Mendoza conocido por sus éxitos “Ready To Go” y “Piloteando la nave” ha roto el silencio para hablar sobre el polémico video donde declaraba que no creía en el “aislamiento social” y pedía que no “se caguen en la humanidad”.

Tras hacerse viral, el cantante guatemalteco fue blanco de críticas en Twitter y Facebook en donde muchos argumentaban que no podía “llamarse artista” y que le “faltaba cerebro”.

“La palabra ‘aislamiento social” me da vueltas en la cabeza y me enoja. Mi punto de vista es que no nos dejemos que se caguen en la humanidad ¿Cómo es eso que ahora entramos a un lugar y no nos podemos saludar, dar un abrazo o un beso porque nos vamos a morir o nos vamos a infectar? ¿Desde cuándo nos están separando?”, expresó en este video que pronto se hizo viral.

Aclara la situación

Ante las críticas, Ale Mendoza decidió compartir una aclaración en donde comenta que las imágenes son del pasado, es decir, cuando “la pandemia estaba iniciando”.

“El mismo son unas historias que publique en mi Instagram y que son parte del pasado en donde comentaba mi sentir y que ahora están tergiversando y manejando a su gusto. En ningún momento quise que se malinterpretara ni pasarme por encima de nadie, entiéndase equipos de salud… y sobretodo de los guatemaltecos afectados”, comentó.

“Lo subí cuando lo de la cuarentena iniciaba y por supuesto no estábamos en esta situación que hoy se vive en Guatemala y en otros países del mundo, por lo que en ese momento fue la manera en que lo sentí”, aclaró.

“Todos somos humanos y nos equivocamos, amo a mi país y amo representarlo”, concluyó agregando que por su amor al país ha realizado una recolección de víveres y entregas a personas de escasos recursos.

Otra polémica 

Además del video, Ale Mendoza también fue tendencia el fin de semana por unas fotografías.

En una de las imágenes se observa unas 14 personas sentadas junto a una mesa, sin utilizar mascarillas ni guardar el distanciamiento social para evitar el contagio del COVID-19 (coronavirus).