Nota de EU89.7
Unión Europea determina un plan de reconstrucción poscoronavirus

Los dirigentes acordaron movilizar 750.000 millones de euros, que la Comisión Europea tomará prestado en los mercados financieros en nombre de la UE.

Los 27 mandatarios miembros de la Unión Europea (EU) lograron a primera hora del martes un histórico acuerdo para superar los estragos del coronavirus. Se trata de un inédito fondo de 750.000 millones de euros (840.000 millones de dólares). Este estará basado en una mutualización de deuda.

“¡Acuerdo!”, tuiteó el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, más de 90 horas después del inicio de la cumbre en Bruselas, el viernes. La duración la convierte en una de las más largas de la historia europea junto a la reunión de Niza en diciembre de 2000.

El amanecer de la Fiesta Nacional de Bélgica vino acompañado de un pacto que ayudará a los europeos, especialmente a Italia y a España, a enfrentar la profunda recesión estimada para 2020 por la pandemia. El Covid-19 ha dejado más de 205.000 muertos en Europa.

Pese a cinco días y cuatro noches de arduas discusiones, con reproches incluidos, uno a uno los líderes europeos celebraron un “gran acuerdo”. En palabras del francés Emmanuel Macron, representa un “cambio histórico” para Europa y la zona euro.

Plan de la Unión Europea

Los dirigentes acordaron movilizar 750.000 millones de euros. La Comisión Europea los tomará prestado en los mercados financieros en nombre de la UE. Además, se distribuirán en forma de subvenciones (390.000 millones) y préstamos (360.000 millones).

Michel, respaldado por la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés logró mantener el volumen del fondo. Aunque, con concesiones a los “frugales”  pues Países Bajos, Dinamarca, Suecia y Austria, pedían una cuantía menor.

La primera concesión fue reducir el volumen de subvenciones, que se devolverán entre los 27 y no únicamente por el país beneficiado, del medio billón de euros a 390.000 millones. Además, se reforzó la vigilancia sobre el uso de estos fondos.

Si un país tiene dudas sobre el uso que hace un socio de los fondos en virtud de los planes nacionales de recuperación, que deberán presentar antes del desembolso, podrá pedir que los 27 miembros de la UE aborden la cuestión a nivel político.

Pero “la Comisión seguirá siendo la que tenga la capacidad de ejecución del fondo”, precisó el español Pedro Sánchez. 

Para Sánchez, ese “auténtico Plan Marshall” trae 140.000 millones de euros para su país, 72.700 millones en forma de transferencias.

Crisis económica

El primer ministro holandés, Mark Rutte, en cuyo país la ultraderecha gana terreno de cara a las legislativas de 2021, pedía la unanimidad de los 27 para el desembolso. Era una manera de presionar para que los países del sur hicieran reformas.

España e Italia, los países más castigados humana y económicamente por el coronavirus y con un elevado nivel de deuda, se oponían a esta exigencia, que traía de vuelta el fantasma de la ‘troika’ y de las duras reformas de la pasada crisis de la deuda.

Sobre las condiciones, Polonia y Hungría clamaron “victoria” al asegurar que lograron desvincular el desembolso de fondos a la situación del Estado de derecho. El plan prevé un mecanismo menos estricto que el propuesto por la Comisión Europea. 

*Con información de AFP.