Nota de EU89.7
Presidenta de CC califica de espuria exhibición para dos magistrados

Los ataques contra varios de los magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC) continúan, ya que el abogado Julio Javier Rodríguez Argueta presentó el 31 de agosto una exhibición personal para los magistrados titulares Bonerge Mejía y Neftaly Aldana. Ambos magistrados se encuentran ausentes de sus labores debido a que padecen problemas de salud, en …

Continuar leyendo “Presidenta de CC califica de espuria exhibición para dos magistrados”

Los ataques contra varios de los magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC) continúan, ya que el abogado Julio Javier Rodríguez Argueta presentó el 31 de agosto una exhibición personal para los magistrados titulares Bonerge Mejía y Neftaly Aldana.

Ambos magistrados se encuentran ausentes de sus labores debido a que padecen problemas de salud, en el caso de Mejía se conoce que dio positivo de Covid-19.

Gloria Patricia Porras, presidenta de la CC, calificó de espuria y agrede dicha petición por Rodríguez Argueta que fue empleado del máximo tribunal y está vinculado con el exmagistrado Héctor Pérez Aguilera, pues en su tesis le agradeció.

“No busca de ninguna manera salvaguardar el bienestar de los supuestos beneficiarios sino que persigue información de carácter privada. Ya que la jueza me emplazó en 10 horas para que diera cuenta de las direcciones y números de teléfono de los magistrados”, resaltó Porras.

“Hay una campaña por socavar la Corte de Constitucionalidad”, senador Leahy

Mantener el orden

La magistrada titular del tribunal constitucional calificó que algunos abogados que hablan de la Constitución se consideran constitucionalistas, pero que solo tergiversan las leyes, ya que una exhibición personal se plantea cuando una persona está detenida ilegalmente o sufre vejámenes, planteamiento que en este caso no aplica por ser problemas de salud.

Asimismo, Porras enfatizó que como presidenta de la CC le corresponde la defensa del orden constitucional del país, pero no puede dejar pasar por alto la agresión contra magistrados que gozan de un permiso, porque esas acciones solo desencadenarán en procedimientos que no corresponden.

Por último, la petición de Rodríguez Argueta es contradictoria ya que reconoció de una noticia falsa y así presenta la acción, que genera asombro, pero se cumplió con la petición de la jueza.