Nota de EU89.7
Madrid restringe la libertad de movimiento para frenar la segunda ola de Covid-19

España vivió en julio un rebrote de la epidemia a velocidad galopante, hasta convertirse en el país con mayor número de casos respecto a su población de la UE.

La capital de España, Madrid, se preparaban este domingo para la entrada en vigor, el lunes, de las restricciones a la libertad de movimiento para sus casi un millón de habitantes, destinadas a frenar la segunda ola de la epidemia de coronavirus (Covid-19).

Las medidas, anunciadas el viernes, serán aplicadas durante dos semanas. Los habitantes de las zonas afectadas (850 mil personas, que representan 13 % de la población de la región) solo podrán salir de su barrio por razones de primera necesidad. Tendrán permitido, no obstante, desplazarse libremente en el interior del barrio.

En estas zonas, situadas en el sur más pobre de la capital, los parques estarán cerrados, mientras que los bares y restaurantes deberán limitar su capacidad a 50 %.

En toda la región, el número máximo autorizado de personas en reunión pasará de diez a seis.

De la misma manera, estará prohibida la entrada en estas zonas, salvo por esas razones de primera necesidad.

Los habitantes deberán presentar un documento escrito para justificar su desplazamiento y habrá controles “aleatorios” por parte de las fuerzas de seguridad, según anunciaron el domingo las autoridades regionales.

Una vez transcurridas las primeras 24 horas, se podrán imponer sanciones.

Polémica por medidas

Aunque aseguran que no se trata de un estricto confinamiento, como el de la pasada primavera boreal, las autoridades de Madrid han recomendado a los habitantes “que estén en casa el mayor tiempo posible”.

Las medidas generaron, sin embargo, molestia en los barrios afectados, donde se registraron manifestaciones.

No al confinamiento de clase”; “Destruyen nuestros barrios y ahora nos confinan”, se podía leer en algunas pancartas.

Covid-19 en Madrid
AFP

España, sometida en la pasada primavera a uno de los confinamientos más estrictos del mundo, vivió en julio un rebrote de la epidemia a velocidad galopante, hasta convertirse en el país con mayor número de casos respecto a su población de la Unión Europea (UE).

*Con información de AFP