Nota de EU89.7
VIDEO. Diputado protagoniza momento íntimo en plena sesión virtual

El legislador alegó que no sabía que estaba en línea en ese momento; presentó su renuncia después del escándalo.

El diputado argentino Juan Emilio Ameri, del Frente de Todos (oficialismo), renunció este miércoles a su cargo tras protagonizar un momento íntimo durante una sesión virtual del Congreso.

Ameri, de 47 años de edad, fue visto, en el marco de una sesión especial de la Cámara Baja transmitida en vivo, besándole los senos a su pareja, hecho que generó indignación entre los miembros del pleno.

Tras el incidente, Ameri se pronunció al respecto. El legislador argumentó que tenía problemas con la conexión a Internet, por lo que creyó que no estaba en línea. Fue allí cuando apareció su pareja, quien recientemente se puso implantes en los senos, y este decidió besarla.

Le di un beso en una teta, no pasó nada”, dijo Ameri en declaraciones al canal de noticias TN. El diputado reconoció, no obstante, sentirse avergonzado por lo sucedido.

Estoy muy avergonzado, estoy muy mal, mi pareja está muy mal, esto nos afecta de manera personal, pero también afecta a todo nuestro entorno; en mi caso, a mi hija, a mi mamá, a mis hermanas, compañeras y compañeros”.

Aprueban su renuncia

Horas después, el pleno del Congreso aprobó la suspensión inmediata de Ameri “por su comportamiento durante la sesión”.

Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados confirmó públicamente que Ameri fue suspendido del cuerpo por su comportamiento “desagradable”, que, según él, “desprestigia a toda la clase política”, en una situación difícil como la de la pandemia de coronavirus.

A primera hora de este miércoles, se aprobó la renuncia del legislador salteño, por 224 votos a favor, uno en contra.

De acuerdo con medios internacionales, Ameri y había sido noticia en 2018, cuando fue acusado de acosar sexualmente a compañeras de militancia.

El escándalo generó, además, revuelo en las redes sociales, donde surgieron numerosos memes y el hashtag “#TetaGate” se convirtió en tendencia en Argentina.