Nota de EU89.7
Trump y Biden chocan en su primer debate a semanas de los comicios en Estados Unidos

En un tenso debate en Ohio, los dos candidatos intercambiaron ataques y hablaron sobre temas como el Covid-19, la economía y la problemática racial, entre otros.

El mandatario republicano, Donald Trump, y el exvicepresidente y candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, chocaron este martes en un primer debate presidencial de alta tensión, de cara a las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos.

El debate, que tuvo como escenario la Universidad Case Western Reserve, en Cleveland, Ohio, inició a las 19:00 ( hora de Guatemala) y se extendió durante 90 minutos, bajo la guía de Chris Wallace, de Fox News, como moderador, quien en varias ocasiones tuvo que pedirle a los candidatos que no se interrumpieran entre sí.

Corte Suprema

El primer tema de la noche fue la nominación, por parte de Trump, de Amy Coney Barrett, para llenar la vacante dejada por la fallecida magistrada Ruth Bader Ginsburg.

La obstinación de Trump para que Barrett sea confirmada antes de las elecciones galvanizó a los demócratas, que sostienen que la decisión debe ser tomada por el ganador de los comicios.

Trump argumentó que, al haber ganado las elecciones de 2016, tenía el derecho de designar a Barrett. “Yo no fui elegido por tres años, fui elegido por cuatro años”, dijo el mandatario.

Pandemia de Covid-19

Sobre el tema del Covid-19, en un Estados Unidos que es el país más afectado del mundo por la pandemia, Biden lanzó un dardo a su contrincante afirmando que “no tiene plan alguno”.

Él (Trump) sabía desde febrero la gravedad de esta crisis (…) no ha llevado el tema de forma responsable”.

Usted salga de su búnker y de su partida de golf para ir a hacer lo que tiene que hacer para salvar vidas”, le dijo el exvicemandatario al magnate.

“Muchas personas han muerto y van a seguir muriendo a menos que las cosas se hagan diferente”, agregó.

 

Trump se defendió afirmando que ha hecho “un gran trabajo” en la gestión de la pandemia, y se quejó de que su administración goza de “mala prensa”.

Si te hubiéramos escuchado, el país hubiera quedado abierto y miles de personas hubieran muerto (…) Ahora muchas menos personas están muriendo porque hemos hecho un gran trabajo”.

Al ser cuestionado sobre su postura sobre las mascarillas, dijo que “está de acuerdo” con ellas, pero no todo el tiempo. “Yo uso la mascarilla cuando es necesario. No como él (Biden), que la usa en todo momento; sale enmascarado”, ironizó.

Economía en Estados Unidos

En cuanto al tema económico, Trump reconoció que el gobierno se vio obligado a cerrar el país debido a la pandemia, pero resaltó que ahora está en camino de una reapertura y se se están “haciendo negocios en tiempo récord”.

Biden va a cerrar otra vez y va a destruir este país”, dijo.

Nuestro país se está recuperando muy bien, no necesitamos que alguien quiera cerrarlo”.

El candidato demócrata respondió diciendo que “no puede controlarse la economía hasta arreglar la cuestión del Covid-19”.

Tema racial

Sobre el tema racial, cuando el país atraviesa una de las peores crisis sociales de su historia, con constantes protestas contra el racismo y la brutalidad policial en varias ciudades del país, uno cuestionó a ambos candidatos sobre por qué los ciudadanos afroestadounidenses deberían votar por ellos.

Biden respondió apuntando que “todo lo que Trump quiere hacer es dividir a la gente”, y recordó la muerte del ciudadano afroestadounidense, George Floyd, a finales de mayo, a manos de un policía en Minneapolis.

Trump ha hecho todo lo posible por generar odio, división y racismo”.

Trump se defendió asegurando que, “durante la administración Obama, hubo mucha más violencia de la que se está registrando ahora”, y culpó a los demócratas de permitir la violencia en las protestas.

(Biden) no hablas de ley y orden”, agregó el mandatario, tildando de izquierda radical el apoyo que recibe su contrincante demócrata.

Voto por correo

Hacia el final del debate, los candidatos tocaron el tema del voto por correo, muy cuestionado por Trump.

“Sobre las papeletas, es un desorden. Si están mandando papeletas de todo el país es un fraude. Esto va a ser un fraude como el que nunca se ha visto”, dijo.

No obstante, el magnate republicano se mostró confiado sobre sus posibilidades de cara a los comicios. “Sobre la elección del 3 de noviembre, yo sé que nos va a ir bien, porque la gente está contenta con lo que hemos hecho”, dijo.

En tanto, Biden llamó a los estadounidenses a votar, y defendió el voto por correo.

No hay ninguna prueba de que el voto por correo sea un engaño. Vamos a hacer que quienes puedan votar en persona puedan hacerlo. Ustedes determinarán el resultado de esta elección. ¡Voten, voten!”, señaló.

¿Despejar dudas?

El debate entre ambos candidatos se anunciaba como un gran evento, aunque analistas auguraban que este podría tener un impacto limitado en los comicios.

Analistas subrayaban que era poco probable que el duelo cambiara el voto de espectadores e internautas estadounidenses, bombardeados desde hace semanas por la publicidad electoral.

Sin embargo, aunque no provoquen grandes cambios, los debates permitirán a quienes tengan ciertas dudas confirmar su opción: en 2016, un 10 % de los electores dijeron que se decidieron de manera definitiva “durante o justo después del debate”, según el Instituto Pew.