Nota de EU89.7
El Papa habla por teléfono con Biden y lo felicita por ganar los comicios en EE. UU.

Joe Biden es el segundo católico en alcanzar la presidencia de Estados Unidos, después de John F. Kennedy, en 1960.

El papa Francisco habló por teléfono con el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, para darle sus “felicitaciones y bendiciones”, informó el jueves el equipo de transición del futuro mandatario demócrata.

El presidente electo agradeció a Su Santidad por extenderle sus bendiciones y felicitaciones y señaló su aprecio por el liderazgo de Su Santidad en la promoción de la paz, la reconciliación y los lazos comunes de la humanidad en todo el mundo”, señaló la declaración emitida por la oficina del líder demócrata.

Biden, en tanto, “expresó su deseo de trabajar juntos sobre la base de una creencia compartida en la dignidad y la igualdad de toda la humanidad en temas como el cuidado de los marginados y los pobres, abordar la crisis del cambio climático y acoger e integrar a inmigrantes y refugiados en nuestras comunidades”.

Joe Biden es el segundo católico elegido a la presidencia de Estados Unidos, después de John F. Kennedy, en 1960.

Durante una tensa campaña electoral contra Donald Trump, Biden citó al papa Juan Pablo II e invocó con frecuencia sus raíces católicas irlandesas.

Además, el presidente electo lleva regularmente un rosario que pertenecía a su hijo Beau Biden, fallecido en 2015.

Joe Biden
AFP

Ese mismo año, Francisco y Biden se reunieron en Washington, cuando el Papa pronunció un discurso en el Capitolio de Estados Unidos ante el pleno del Congreso.

Acercamiento

Se trata de un nuevo acercamiento entre el Vaticano y Washington, luego de una tensa relación entre el Papa y Trump.

A principios de 2019, el pontífice calificó el proyecto del muro del magnate republicano en la frontera entre Estados Unidos y México de “locura”.

Tres años antes, en 2016, cuando Trump aún buscaba convertirse en candidato presidencial, el Papa dijo durante una visita a México que alguien que piensa en construir muros en lugar de puentes “no es cristiano”.

Trump respondió diciendo que “un líder religioso cuestione la fe de una persona es una vergüenza”.

*Con información de AFP