Nota de EU89.7
Acción Contra el Hambre busca salvar vidas de guatemaltecos 

Guatemala tiene la tasa de desnutrición crónica más alta de América Latina y una de las más elevadas del mundo.

Bajo estrategias y movilización de apoyo, Acción Contra el Hambre busca realizar cambios duraderos en las políticas, prácticas y capacidades de intervención para poner fin a la problemática de la desnutrición en Guatemala.

Con la llegada del COVID-19 (Coronavirus) es necesario mitigar los efectos del hambre y promover acceso sostenible a alimentos y servicios básicos de agua, saneamiento e higiene.

Salvando vidas 

“Por un mundo sin hambre” es la premisa bajo la que se rige Acción Contra el Hambre, una organización no gubernamental que busca salvar vidas por medio de la prevención, la detección y el tratamiento de la desnutrición.

Un equipo global de más de siete mil profesionales humanitarios trabaja en 50 países con el objetivo de apoyar a poblaciones vulnerables para proporcionarles nutrición, seguridad alimentaria, higiene, cuidados sanitarios y educación para que puedan ser autosuficientes.

Esta red internacional está presente en países amenazados por el hambre en África, Asia, Europa y Latinoamérica. En estos lugares trabajan por garantizar principios humanitarios, apoyar el desarrollo de las comunidades y mejorar el nivel de vida de las personas por medio de:

• Acceso seguro a agua, saneamiento e higiene.
• Prevención, diagnóstico y tratamiento de la desnutrición y enfermedades relacionadas.
• Disponibilidad, acceso y uso adecuado de los alimentos, sostenido en el tiempo.

Los proyectos, campañas e iniciativas de Acción Contra el Hambre se enfocan en la lucha y prevención, pero también en la anticipación de futuros brotes de desnutrición, así como mitigar las crisis recurrentes.

Labores en Guatemala

Acción Contra el Hambre trabaja en Guatemala desde 1996.

Gracias a su labor, miles de niños y niñas guatemaltecas se han beneficiado en los departamentos de Chiquimula, Zacapa, Huehuetenango, Guatemala y Escuintla (específicamente Corredor Seco). Con un nuevo proyecto de agua y saneamiento apoyado por el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento de la Cooperación Española, la organización apoyará a más de 120 comunidades en 12 municipios del Departamento de Sololá.

Con la llegada de la pandemia, la región se enfrenta a una crisis de hambre sin precedentes. Más allá del impacto inmediato sobre la salud de las personas, el COVID-19 podría dejar 29 millones de nuevos pobres en América Latina. Por esta razón, los equipos de Acción Contra el Hambre han redoblado esfuerzos para proteger la alimentación de millones de personas.

Ante esta situación, Acción Contra el Hambre ha ejecutado las siguientes acciones:

• Brindado apoyo a la Unidad Nacional de Coordinación de Reducción de Desastres, a centros de salud y comunidades rurales.
• Entregado kits de higiene familiar, equipos de protección y suministros de desinfección e higiene en centros de salud comunitarios y centros de coordinación.
• Entregado suministros de desinfección e higiene para centros de salud comunitarios.
• Llevado a cabo un seguimiento nutricional en apoyo a los servicios comunitarios de salud.
• Distribuida harina fortificada (Incaparina) y asistencia alimentaria (en especie y cupones).
• Entregado valoraciones médicas y nutricionales, atenciones en salud sexual y reproductiva, atenciones en salud mental, entrega de elementos de protección individual y personal, entrega de suplementos nutricionales y espacios amigables para la niñez.
• Facilitado el acceso a agua segura, implementando sistemas de lavado de manos en puntos críticos de contagio como mercados de abastos, comedores populares o centros de salud.
• Implementado programas inclusivos de recuperación y promoción de medios de vida a través del fomento del empleo, autoempleo y desarrollo de cadenas de valor.

Ingresa a www.accioncontraelhambre.org.gt y entérate como puedes formar parte de la Acción contra el Hambre.

Foto de portada: cortesía