Nota de EU89.7
Con la Sputnik V, Argentina comienza vacunación contra el Covid-19

Argentina es el cuarto país latinoamericano en comenzar la inmunización de su población, y el primero de la región en utilizar la vacuna rusa.

Con la aplicación de la vacuna rusa Sputnik V, Argentina inició este martes su campaña de inmunización contra el Covid-19.

La campaña, que tiene como prioridad la vacunación voluntaria del personal de salud, arrancó de forma simultánea en todo el país.

Ginés González García, ministro de Salud de Argentina, dijo al dar comienzo al proceso que “la idea es empezar la vacunación con los que tienen más exposición al riesgo”.

Es una verdadera epopeya hacer la campaña de vacunación más grande de Argentina con igualdad de acceso”, agregó  González García, desde el Hospital Posadas, en Buenos Aires.

Vamos a tener que seguir cuidándonos (porque) hasta que la vacuna haga efecto a nivel comunitario van a pasar algunos meses”.

La Sputnik V prevé una segunda dosis a aplicarse 21 días después de la primera.

La primera ciudadana argentina en recibir la vacuna fue Flavia Loiacono, médica terapista. Simultáneamente, en diferentes centros de salud a lo largo de las provincias, otros trabajadores del sistema sanitario también fueron vacunados.

Argentina es el primer país de la región en inocular a su población la Sputnik V, del laboratorio ruso Gamaleya.

Vacunas para Argentina

El primer cargamento, con 300 mil dosis, llegó a Argentina el pasado 24 de diciembre, procedente de Moscú.

El acuerdo con Rusia comprende otros 19.7 millones de dosis que serán entregados entre enero y febrero, con opción a comprar 5 millones más.

Vacuna contra el Covid-19
AFP

Argentina tiene firmados, además, acuerdos de provisión de vacunas con la Universidad de Oxford, asociada a la farmacéutica AstraZeneca, y con el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

También negocia la llegada del producto de Pfizer/BioNTech.

Los otros grupos que serán vacunados en etapas posteriores a la que arrancó este martes son los que comprenden a personas de más de 60 años, a quienes sufren de comorbilidades, y también a educadores y personal de policía.

*Con información de AFP