Radio en línea

EN VIVO

Internacional

Nuevo ataque con cuchillo deja dos heridos en Alemania

Las autoridades iniciaron una búsqueda activa del agresor, que consiguió escapar del lugar tras perpetrar el ataque.

Patrulla policial
Imagen con fines ilustrativos | pixabay.com

Un ataque con cuchillo, en la ciudad de Erfurt, en el centro de Alemania, dejó al menos dos personas heridas, según informó la policía local, que respondió al incidente e inició una búsqueda activa del agresor.

Las autoridades describieron al sospechoso como un hombre rubio de entre 20 y 30 años, señalando que este tendría una cicatriz en la cara. El hombre consiguió huir del lugar tras perpetrar el ataque.

En tanto, las dos víctimas, transeúntes de 45 y 68 años, respectivamente, tuvieron que ser hospitalizadas, aunque sus heridas no ponen en riesgo sus vidas, añadió la policía de esta ciudad de Turingia.

Tiroteo en Estados Unidos
Archivo / AFP

Ataque en Wurzburgo

Este ataque tiene lugar tres días después de que un hombre de origen somalí, de 25 años de edad y con problemas psicológicos, matara a tres personas con un cuchillo en pleno centro de la ciudad bávara de Wurzburgo.

Al respecto de ese caso, los investigadores intentar determinar si el ataque, de una “increíble brutalidad”, según un responsable local, fue motivado por una radicalización islamista o por los trastornos psiquiátricos del autor.

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, dijo estar “conmocionado” tras este “horrible acto de violencia”, en el que el agresor mostró una “brutalidad extrema”.

El sábado, varios vecinos de esta ciudad de 130 mil habitantes depositaron flores y velas en el lugar del ataque, constató una periodista de la AFP.

El viernes, poco después del ataque, el ministro bávaro del Interior, Joachim Herrmann, ya reveló que el presunto autor, de 24 años, era conocido desde hace meses por actos de violencia y problemas psiquiátricos. El agresor había sido internado recientemente en un hospital psiquiátrico, agregó.

Según el responsable conservador, un testigo afirmó que el agresor gritó “Alá Akbar” (“Alá es grande”) mientras perpetraba el ataque. La policía local indicó que el agresor no era conocido por convicciones islamistas.

*Con información de AFP

Publicidad