Radio en línea

EN VIVO

Deporte

Las mejores postales que dejó la ceremonia de clausura de los Juegos Paralímpicos

El presidente del Comité Paralímpico Internacional (CPI) elogió este domingo "a la que ha sido la edición más importante de los Juegos Paralímpicos".

Getty Images

Con la entrega de las últimas medallas de los Juegos Paralímpicos este domingo, Tokio cedió el testigo a París, próxima sede en 2024, durante la ceremonia de clausura, con la esperanza de que la pandemia que impidió la presencia de público en el evento haya terminado para entonces.

El presidente del Comité Paralímpico Internacional (CPI) elogió este domingo “la edición más importante de los Juegos Paralímpicos”, habida cuenta de los riesgos que pesaron sobre su celebración.

La última ola de la epidemia en Japón ha hecho mella en los espectadores de las sedes paralímpicas y en el primer ministro, Yoshihide Suga, cuya popularidad ha caído en picado, tanto por su gestión de la crisis sanitaria como por su obstinación en la organización de los Juegos.

Paris 2024 espera tener la presencia de aficionados

“No tengo ninguna duda sobre el hecho de que fue la edición más importante de los Juegos Paralímpicos, por la pandemia. Porque hemos dado voz a 1.200 millones de personas con discapacidad”, señaló en rueda de prensa Andrew Parsons, para quien el “movimiento paralímpico es más fuerte que nunca” a pocas horas de que se extinga la llama en el Estadio Nacional de Tokio.

-->

“Hubo dudas durante los dos últimos años, en los cuales pensaba que estos Juegos no tendrían lugar”, recordó el día anterior el vocero del CPI, Craig Spence.

A pesar de las inéditas condiciones, los doce días de competición generaron imágenes y emociones fuertes. Como las de los oros conseguidos por la esgrimista italiana ‘Bebe’ Vio y por el saltador alemán Markus Rehm, apodado ‘Blade Jumper’, a quien se le negó su participación en los Juegos Olímpicos por su prótesis de carbono.

También atrayeron los focos los dos deportistas afganos participantes en Tokio huidos en el último momento de Kabul, que cayó en manos de los talibanes. Según Spence, el CPI les propuso llevar la bandera de su país en la ceremonia de clausura, algo que no habían podido hacer en la inaugural por su ausencia.

La mayoría de los deportistas, que como el CPI temieron una anulación de los Juegos, mostraron su alegría por poder competir, incluso aunque no hubiera nadie en las gradas para verlos o apoyarlos.

Publicidad