Radio en línea

EN VIVO

Internacional

Ataque armado en guardia en Tailandia dejó 23 menores muertos

El nuevo balance de la policía dio cuenta de 37 muertos, 23 de ellos niños, y 12 heridos, además del atacante.

Escena del crimen
Foto ilustrativa: Pixabay.com

Un expolicía mató el jueves a 37 personas en Tailandia, entre ellas a una veintena de niños en una guardería, y luego asesinó a su familia y se suicidó, en una de las peores matanzas jamás perpetradas en este país asiático.

El nuevo balance de la policía dio cuenta de 37 muertos, 23 de ellos niños, y 12 heridos, además del atacante.

El autor del ataque, un expolicía de 34 años, armado con un fusil, una pistola y un cuchillo, irrumpió en una guardería en Na Klang, informó el coronel Jakkapat Vijitraithay, de la policía provincial de Nong Bua Lamphu.

En el establecimiento infantil murieron 22 niños, de entre dos y tres años, dijo el policía. Tras el ataque, el atacante huyó de la guardería en coche y atropelló a varios peatones. Después mató a su mujer y a su hijo (el 23º menor fallecido), y luego se suicidó, dijo Vijitraithay.

“El atacante aparcó delante de la guardería, disparó y mató a cuatro trabajadores que almorzaban delante. Derribó la puerta de entrada con el pie, entró y empezó a cortar las cabezas de los niños con un cuchillo”, explicó a AFP Nanthicha Punchum, directora del centro.

En unas imágenes en video del lugar podía verse a varias familias desconsoladas en un refugio cerca de la guardería, en el jardín.

Rey visita a víctimas de guardería

El rey de Tailandia Maha Vajiralongkorn llegó el viernes a la provincia de Nong Bua Lamphu, en el norte del país, en una visita excepcional para acompañar a las familias que perdieron a sus seres queridos en la masacre que dejó 36 muertos, principalmente niños de una guardería.

La visita del rey, conocido como Rama X y cuya figura es sagrada en el país asiático, constituye una de las escasas interacciones directas del monarca con sus ciudadanos.

El soberano, de 70 años, llegó hacia las 21H20 locales (15H20 GMT) a un hospital de la localidad rural donde están internados los heridos de uno de los peores asesinatos masivos en la historia del país, según un periodista de la AFP en el lugar.

“Nunca antes hubo un incidente como este. La razón por la que el rey nos visita es para levantar la moral del pueblo tailandés”, dijo Yonnapha Sriphanthabutr, de 58 años, una de las 50 personas que lo esperaban.

Con información de AFP. 

Publicidad