Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

W. Popp: “La trata puede ser tráfico interno, no tiene que cruzar una frontera internacional”

El embajador de Estados Unidos en Guatemala calificó de problema global la trata de personas.

William Popp, embajador de Estados Unidos en Guatemala
Foto: Embajada de EE. UU. en Guatemala

El embajador de Estados Unidos en Guatemala, William Popp, se refirió este martes 24 de enero a los esfuerzos implementados por su país para combatir la trata de personas. Además, explicó las estrategias que generalmente utilizan las estructuras criminales que cometen este delito.

Durante una entrevista en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, el diplomático señaló que este flagelo toca temas sensibles, especialmente porque en su mayoría las víctimas son mujeres y niños. Agregó que también porque incluye la explotación sexual.

Destacó que otras veces se confunde con migración irregular, pero la trata de personas es donde las personas son victimizadas, un tipo de esclavitud moderna, pues están siendo traficadas con propósitos ilegales.

“En el sentido que muchas veces las víctimas no saben por qué están siendo traficadas y eso hace mucho más complicado entender el fenómeno y la posibilidad de prevenir y evitar que este continúe”, dijo.

De igual forma, el embajador calificó de problema global la trata de personas y compartió que se estima que al menos 17 millones son víctimas de ese delito.

Según el diplomático, se trata de una actividad delictiva muy lucrativa y no se da solo en las zonas fronterizas sino también en las zonas urbanas.

Resaltó también que en las Américas se está traficando desde las áreas del interior de los países hacia las ciudades.

“La trata puede ser tráfico interno, no tiene que cruzar una frontera internacional. Muchas veces dentro del país, llegando a lugares donde las personas no tienen acceso a sus documentos”, mencionó.

Prácticas de grupos dedicados a la trata

El embajador de Estados Unidos agregó que entre las formas de trata más frecuentes figuran la laboral y la sexual.

“Hay personas que son explotadas por trabajo y propósitos laborales. Les prometen algún tipo de trabajo por un coyote o traficante y una vez que están en camino les quitan los documentos, dinero, se aprovechan de las personas, las meten en otras actividades, incluyendo la venta drogas”, explicó.

En segundo lugar, se encuentra la explotación sexual, de la cual los niños y mujeres son las principales víctimas, expuso Popp.

Publicidad