Presentan propuesta científica para sanear lago de Atitlán

Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Presentan propuesta científica para sanear lago de Atitlán

La construcción de un colector, 18 plantas de tratamiento y 18 redes de agua potable, incluye la propuesta científica presentada para sanear el lago de Atitlán.

propuesta

La construcción de un colector, 18 plantas de tratamiento y 18 redes de agua potable, incluye la propuesta científica presentada este 15 de octubre, para sanear el contaminado lago de Atitlán, lo cual tendría un costo de unos US $215.6 millones.

La propuesta fue presentada al presidente, Jimmy Morales, por la Asociación Amigos del Lago de Atitlán (AALA), durante el gabinete de Gobierno, reveló Enrique Rodríguez, asesor de la Vicepresidencia.

Agregó que el mandatario dio instrucciones para que el planteamiento sea “institucionalizado” a través del Ministerio de Finanzas para conseguir los recursos externos para el proyecto, que necesitará de un “acuerdo social” con las comunidades que habitan en los alrededor del manto acuífero.

Un miembro de la AALA, Eduardo Aguirre, explicó en rueda de prensa que uno de los principales problemas de la contaminación del lago de Atitlán, situado en el departamento occidental de Sololá, son las aguas residuales.

Le puede interesar: Sololá: jóvenes realizan labores de limpieza en Lago de Atitlán

Propuesta para beneficiar a 275 mil personas

Detalló que la propuesta, que es de largo plazo, consiste en la construcción de 18 redes completas de alcantarillados para beneficiar a 275 mil personas y también la misma cantidad de plantas de tratamiento.

Además, la construcción de un colector subacuático que interceptaría las aguas residuales que ahora están llegando al lago y se trasladarían hacia plantas de tratamiento fuera del manto acuífero con la que se podría generar energía limpia, y programa de sostenibilidad.

Esos proyectos tendrían un costo de US $215.6 millones, puntualizó.

Por su parte, Michael Áscolli, también de la AALA, explicó que la propuesta surgió de un estudio científico realizado por la estatal Universidad de San Carlos (USAC), en el que se determinó que la mejor salida para sanear el lago es la exportación de las aguas residuales a plantas de tratamiento.

 “Lo más importante es tener los drenajes y agua potable, porque es necesario separar el agua negra y la de lluvia, porque si no lo hacemos, se volverá otro Amatitlán”, dijo, en referencia al lago.

Áscolli dijo que el vicepresidente de Guatemala, Jafeth Cabrera, y el ministro de Finanzas, Víctor Martínez, están buscando la financiación para ejecutar el proyecto.

“En Atitlán vivimos 35 mil  personas que tomamos agua del lago y es un riesgo”, alertó, y expresó que el acuerdo para sanear este sitio debe ser en consenso con las autoridades ancestrales, las municipalidades, el gobierno y la sociedad civil.

Según Aguirre, debido a que la población consume agua del lago, la cifra de niños con desnutrición se elevó de 5 mil  en 2015 a más de 16 mil en 2017, lo cual calificó de “alarmante”.

La reserva de agua del lago, destacó, “es una de las más importantes de Latinoamérica” al igual que el de Managua en Nicaragua, y advirtió que si no se toman acciones para sanear ese importante sitio turístico, el país dejará de percibir unos 400 millones de dólares anuales por turismo.

El asesor de la Vicepresidencia comentó que hasta ahora el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) ha mostrado interés en financiar el proyecto y que esperan someter el próximo año ante el Congreso la aprobación del millonario préstamo.

El pasado miércoles, la Alianza Ajpop Tinamit Oxlajú Imox, integrada por autoridades ancestrales de Sololá, expresó su preocupación por la alta contaminación del lago de Atitlán, debido al uso de químicos y la cianobacteria.

Alcaldes y dirigentes de comunidades que viven en los alrededores del manto acuífero explicaron que el desequilibrio ambiental que sufre el lago es provocado por “agentes externos” que han llevado a la zona fertilizantes, pesticidas y hasta comida chatarra.

“Nos preocupa mucho la calidad del agua del lago porque es la que consumimos”, manifestó ese día Paulina González, del Consejo de Ancianos de San Pedro la Laguna.

Con información de ACAN EFE y Henry Montenegro.

Publicidad