Nota de EU89.7

Hay posiciones encontradas por proceso contra exministro Vielman, acusado de tortura

¿Qué significa la resolución de la jueza en el futuro de la lucha contra la corrupción e impunidad?

En el programa A Primera Hora se efectuó un análisis respecto del fallo de la jueza Claudette Domínguez que dictó falta de mérito a favor del exministro de Gobernación, Carlos Vielman, por las acusaciones de ejecuciones extrajudiciales en su contra, por parte del Ministerio Público (MP).

Empero, el exfuncionario sí será juzgado por el delito de tortura. El asunto se centra ahora sobre una denuncia relacionada con una posible presentación de testigos no idóneos en este caso.

¿Qué significa la resolución de la jueza en el futuro de la lucha contra la corrupción e impunidad? ¿Qué significa no juzgar ejecuciones extrajudiciales? ¿Qué significa ser juzgado por delito de tortura?

Los invitados del día:

  • Oswaldo Samayoa, abogado e investigador del Centro de Estudios de Guatemala (CES)
  • Mario Polanco, del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM)
  • Jorge Luis Herrera, abogado del Observatorio Nacional de Garantías Constitucionales y Derechos Humanos
  • Lucrecia Marroquín de Palomo, exdiputada y exgobernadora departamental

Los cuatro intentan aclarar algunos entretelones en este asunto.

Oswaldo Samayoa

Con el tema de tortura me parece razonable el argumento de la jueza cuando dice: ‘A pesar de que solo haya declaraciones, no puedo desvirtuar que usted haya participado’. Lo liga a proceso y el Estado debe probar a que existieron los hechos.

Le da un tiempo prudente al MP para que presente más pruebas. Eso es prudente porque Guatemala ha sido señalada de no investigar y de desvirtuar estas denuncias. Le está dando la oportunidad al MP de probar que los hechos han sucedido.

En el tema de ejecuciones no creo que sean los mismos hechos en cuanto a tiempo modo y lugar. Fueron ejecutados en distintos lugares. Bajo las mismas causas quizá, pero con distintos criterios operativos.

Seguramente habrá apelaciones porque cuando uno tiene una tesis y hay una resolución adversa y uno no está de acuerdo, entonces apela.

¿Cómo probar los hechos, que no sean testimonios

Hay que hacer una investigación profunda. Hay dos protocolos, el Protocolo de Estambul y el Protocolo de Minnesota. En el Protocolo de Estambul participan médicos, sicólogos y abogados que resuelven la incógnita; en el Protocolo de Minnesota se lleva a cabo una investigación más técnica y científica para probar un hecho.

Esos dos protocolos permiten reconstruir por qué en una operación básica lo primero que se hace es poner al señalado ante la justicia, pero podría ser que en este caso fue llevado a otro lugar.

Mario Polanco

Es un caso complicado que ha generado mucha polémica. Se argumenta que ya fue enjuiciado por estos casos.

Lo que estamos viendo es que la resolución de la jueza, más que beneficiar a los procesados, los perjudica. No veo la diferencia de que los acusan por ejecuciones o por tortura, son 30 o 40 años de cárcel.

Él también tendrá que ser sindicado por secuestro y esto lo deja de una forma más complicada.

Medida extrema de la Jueza

Si alguien va a ser torturado tendrá que ser contra su voluntad. Tiene que ser secuestrado o privado de su libertad. Eso está tipificado en las leyes de Guatemala, en el Código Penal, y eso es lo que habrá que probarse.

Ahora, considero que fue un tanto extrema la medida de la Jueza, de dejarlo en prisión preventiva, ya que si él regresó a Guatemala, había entregado su pasaporte a la justicia, entonces estaba garantizado de que no saldrá del país.

Insisto en que es un hecho emblemático porque ha habido muchos señalamientos. Audios que han circulado, presión sobre testigos, se procesa en todo solo con pruebas testimoniales de personas de dudosos antecedentes.

El reto para el Estado es que haya justicia, no necesariamente condenatoria, pero que se esclarezca la verdad.

Jorge Luis Herrera

Hay que tener encuentra varias cosas. El caso ya fue juzgado. Son los mismos hechos, eso lo dejó claro la jueza al invocar el principio de cosa juzgada.

El caso de Carlos Vielman, relacionado con ejecuciones extrajudiciales deberíamos compararlo con un juego de billar. El MP se jugó una carambola y lo que planteó fue una bola blanca con dos de colores. Dijo: ‘si no funciona el tema de ejecuciones extrajudiciales, entonces nos vamos por el tema de tortura’.

La jueza, muy objetivamente, libra de estos cargos de ejecución extrajudicial, pero deja la posibilidad de que sea encontrado culpable por tortura. La situación para los otros implicados es más compleja porque no habían enfrentado un juicio.

Lo que está vinculando a Vielmann con tortura no tiene sustento. La jueza, en tono burlesco, le llamaba la atención al MP y la Cicig por la forma de acusación.

No existe prueba científica

Ella evalúa indicios racionales, pero estos se basa para el delito de tortura, en el testimonio de cuatro reos. No existe otra prueba científica. No aplica el principio de la duda favorece al reo, sino la duda de que Vielman pudo haber participado.

La situación del exministro es igual, o más compleja, aunque va a ser insostenible en algún momento. No existe una prueba científica que acompañe el testimonio de estos reos que se encuentran en prisión por delitos altamente deleznables.

¿Qué sucede cuando el MP está circunscrito a estos testimonios? El MP debe probar esa participación del exministro en el delito de tortura, pero también con otros medios, no solo con testimonios.

El informe de un policía, porque así se firma: ‘un  policía de cicig’, acude a los lugares donde supuestamente hubo tortura, no acusa al exministro, pero deja en claro que tampoco hay seguridad de que no haya participado. La jueza señala que este no es un informe conclusivo.

Lucrecia Marroquín de Palomo

Conviene mantener en prisión a Vielman, por peligro de fuga

Aquí nos queda perfecta la frase bailar al son que le toca. El sistema de justicia siempre ha bailado al son que le toca. Algunos mariachis tocan valses, rancheras o el son. Estamos bailando un son que viene de décadas y no hace que este país desarrolle su potencial humano, porque los jueces están debilitando el sistema.

Creemos que los jueces deberían ser imparciales, pero esto no está sucediendo en el país. Cuando se dice que la juez actuó objetivamente, creo que no es así.

En España salió por testigos falsos

Cuando fue juzgado en España, Vielman salió libre por la presentación de testigos falsos. Ahora se usa a reos, personas de poca honorabilidad que debieron secuestrar y asesinar a sus víctimas, y aún así se les da toda la credibilidad.

Las versiones de estos testigos fueron las que obligaron a la jueza a dejar a Vielman en prisión preventiva.

Guatemala ya debe dejar de bailar al son que le tocan. Debemos tener jueces que resuelvan en base al juicio y no a lo que van a decir.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼