Los 13 mensajes de Luis von Ahn respondiendo las razones por las cuales critica la situación del país

Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Los 13 mensajes de Luis von Ahn respondiendo las razones por las cuales critica la situación del país

"Podría estar más tranquilo sin opinar y disfrutando mi éxito... pero siento que es mi deber cívico decir lo que pienso".

Luis von Ahn
Luis von Ahn habla sobre las razones por las cuales critica la situación del país

Un día después de criticar los perfiles de candidatos y políticos, así como de la situación electoral actual del país, el científico guatemalteco, Luis von Ahn, respondió las razones por las cuales habla del panorama de Guatemala, aunque no viva en el país.

Nuevamente fue en su cuenta de la red social Twitter en la cual se expresó mediante 13 mensajes publicados, los cuales han tenido una serie de comentarios a favor y en contra.

A continuación le compartimos lo que dijo el creador de Duolingo, aplicación para aprender idiomas.

Mensajes

“¿Por qué tuiteo acerca de la situación de Guatemala? Aunque no vivo en el país, siempre he seguido las noticias desde lejos. Hace un año empecé a poner más atención y empecé a darme cuenta de lo ridículas que eran muchas de las cosas que estaban pasando”, indicó.

Destacó que “leyendo más y viendo videos de ‘periodistas independientes’ (de derecha e izquierda), pensé que debería hablar acerca de lo que no me hacía nada de sentido. Empecé dando mi opinión que era un increíble conflicto de interés por parte del gobierno sacar a la CICIG”.

CICIG y el Presidente

“En mi opinión, la razón más probable pro la que el Presidente y el Congreso los quería sacar no era por la injusticia de los Bitkov, ni por defender la soberanía de Guatemala, ni por proteger a la familia (que todavía no sé qué tiene que ver con el mandato de la CICIG). Indicó.

“La razón más probable era porque CICIG empezó a investigar al Presidente y a su familia. Este es el principio de la Navaja de Occam: la explicación más sencilla es usualmente la correcta”, dijo.

“Como dije la primera vez, no sé qué tan sesgada estaba la CICIG, ni tampoco si todo lo que habían hecho era perfecto (obviamente no lo es). Sin embargo, sigo creyendo en mi punto original: sacar a CICIG fue un abuso de poder de parte del gobierno y bajo un claro conflicto de interés”, añadió.

Ataques

Luis von Ahn, en uno de sus mensajes, mencionó a algunas cuentas de twitter que “empezaron a difundir insultos e información falsa mía. Que soy ‘comunista’, que soy homosexual, que soy pagado por Soros (a quien ni conozco), que mi mamá era la secretaria de mi papá, que mi compañía Duolingo no vale lo que digo. Me empezaron a dar apodos como McLovin (ese sí estaba bueno), Luis Bolobán, etc.”.

“Como dijo Jayro Bustamante, en Guatemala hay tres palabras que la gente usa para insultar: homosexual, comunista o indio. Me da tristeza que esos términos sean insultos y me da a entender lo mucho que nos falta por progresar Guatemala”.

“El país no está bien”

Por aparte, mencionó que sus mensajes por Twitter son “porque quiero una mejor Guatemala… Después de viajar a más de 40 países del mundo puede ver claramente que Guatemala tiene que mejorar”.

“Mientras los países avanzados están desarrollando inteligencia artificial que le quitará el trabajo a muchos Guatemaltecos, mientras que el planeta se está calentando y es probable que el trópico se vuelva inhabitable en un futuro, en Guate estamos trabados con la corrupción”, agregó.

Añadió: “Yo creo que todos, sin importar el color de su piel, el nivel socioeconómico, su orientación sexual, su género o su religión, deben de ser tratados de igual manera y con dignidad. Creo que la corrupción es intolerable. Si eso me hace comunista, pues eso es lo que soy”.

Por último, el científico guatemalteco cree que “la educación es una de las cosas que puede mejorar al país. Y es por eso que seguiré opinando. Y no solo es opinión. Además de las donaciones que he hecho, mi meta es crear una fundación en los próximos años que se concentre en resolver algunos de los problemas del país”.

“Podría estar más tranquilo sin opinar y disfrutando mi éxito aquí en Estados Unidos, pero siento que es mi deber cívico decir lo que pienso”, concluyó.

Publicidad