Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Guatemalteco demanda a ONG’s de EE.UU. por abusos contra su hijo

El niño fue forzado a ingerir sustancias psicotrópicas y fue abusado sexualmente mientras estuvo en custodia.

El padre de un niño guatemalteco presentó una demanda en contra de dos organizaciones no gubernamentales (ONG) contratadas por el gobierno de EE.UU. para albergar a niños migrantes, ya que, mientras su hijo estuvo retenido en los recintos que administran, fue víctima de abusos sexuales.

Según el texto publicado por la página en internet del canal de televisión KTLA5, su hijo fue forzado a ingerir sustancias psicotrópicas y fue abusado sexualmente mientras estuvo en custodia.

Prioritario para Unicef atender a los niños migrantes no acompañados

El padre y el hijo, identificados en la demanda únicamente con las iniciales J.E.B. y F.C.B., aseguran que los oficiales los separaron por la fuerza en la frontera en febrero de 2018.

Desde entonces, de acuerdo a la demanda, F.C.B. fue puesto bajo custodia en un albergue administrado por la ONG Southwest Key en el estado de Arizona. Después fue transferido al Centro de Tratamiento Shiloh, en la localidad de Manvel, Texas.

Mala práctica

La demanda asegura que en ambas instalaciones “actuaron de forma fraudulenta, maliciosa y negligente”, y que el personal abusó sexualmente de F.C.B.

Además, asegura que al menor “le fue administrada una poderosa droga psicotrópica sin el consentimiento de sus padres”.

Fue además abusado sexualmente por otro menor detenido durante las últimas semanas de su estancia en Shiloh.

Alrededor de 3 mil niños migrantes han cruzado de Guatemala a México

Ambos, padre e hijo, fueron deportados el año pasado, según consta en el documento, y buscan una compensación por los daños emocionales así como por los gastos médicos en que habrían incurrido.

Southwest Key y el Centro de Tratamiento Shiloh son parte de la red de más de 100 albergues distribuidos en 17 estados de la unión que mantiene bajo custodia a niños migrantes no acompañados que son detenidos por el gobierno.

La demanda no menciona a ninguna agencia oficial como acusada, pero asegura que el padre y el niño fueron separados “bajo circunstancias inhumanas, crueles y denigrantes”.

Publicidad