Nota de EU89.7

Esta advertencia debería ser leída con más amplitud que solo el retiro de US $500 millones de ayuda.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, cumplió con la amenaza que había proferido durante meses y ordenó suspender todo tipo de asistencia a los países del Triángulo Norte de Centroamérica: El Salvador, Guatemala y Honduras.

La decisión se tomó el 29 de marzo después de que Trump criticó a los tres países por “no hacer nada” por los estadounidenses y permitir la formación de caravanas de migrantes que tienen como objetivo llegar a EE.UU.

Por orden de Trump, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, informó la decisión al Congreso, que tiene la última palabra en el presupuesto.

Para platicar sobre este asunto, el programa A Primera Hora invitó a Carlos Bezares, abogado constitucionalista, y a Juan Callejas, experto en estrategias políticas y de comunicación.

 

Carlos Bezares

En 1980 el presidente Romeo Lucas intentaba justificar que Guatemala estaba muy bien en sus relaciones con EE.UU, cuando en realidad Guatemala ya estaba declarado un Estado paria.

Ahora, EE.UU. estaba advirtiendo hace tres años que nos iban a llevar a este punto. De ser tratado como país paria. El aviso es cambiar o eso va a ir en creciendo. Recuerdo que el momento clave del conflicto armado en la década de 1980 es cuando EE.UU. retira la ayuda militar al gobierno.

En ese momento la presión por una acción democrática creció hasta llegar a la firma de la paz.

El presidente de EE.UU Jimmy Carter corta la ayuda. Pero lo interesante, ahora, es que lo hace la parte más conservadora de los republicados. Es más grave de lo que pudo haber sido en 1980. Lo hacen porque dicen: ‘esos tres gobiernos son corruptos, no han logrado detener la migración y en mi matriz son un peligro de seguridad para EE.UU.’.

Eso es lo más grave del mensaje, porque están esperando qué respuesta se va a dar de cara a la relación bilateral.

Además, es el primer ataque diplomático que existe de la Ley Global Magnitsky y se lo aplican a Blanca Stallin. El aviso también es para el Organismos Judicial para que no cometa los mismos errores que el personaje al que le están poniéndole la  equis. Sobre el retiro de la ayuda, está claro el mensaje.

En el Legislativo

Vamos a tener que ver una agenda legislativa que vaya en la línea de combatir al crimen organizado. Están pendiente de análisis la Ley del Servicio Civil y la Ley de Contrataciones del Estado. Son deudas pendientes en la rienda de combatir la corrupción.

En ese sentido, dentro del proceso electoral, quien tenga propuestas claras, concretas y posibles, posiblemente sea buen candidato. A eso le tengo que sumar que sea de mi simpatía.

En el caso de los municipios, por los niveles de analfabetismo que hay, los candidatos no tienen el nivel de ver más allá de buscar un acuerdo de nación.

Juan Callejas

El anuncio no es que dé pena que retire la ayuda. Es parte de un proceso. Recordemos que ellos manejan toda la información de inteligencia que les da la posibilidad de realizar idea de largo plazo, con acciones de corto plazo.

Es como agregar perturbación a un proceso que ya es perturbador… que ya es anormal. De tal suerte que la situación se vaya tornando tan difícil que obligue a los partidos a pensar de diferente manera sus actuaciones al momento de llegar al proceso, ganar y entrar a gobernar.

El debilitamiento del régimen, del proceso democrático, lo único que favorece es la capacidad de EE.UU. de adelantarse sobre sus problemas de droga y de migración, y ejercer más influencia y más drasticidad sobre los gobiernos del estos países, sobre todo Guatemala que es la cabeza del Triángulo Norte

Qué puede hacer el Gobierno de Jimmy Morales

Se le terminó el tiempo al gobierno. Los pasos que dio en función de Israel, que habían comprado el favor de los EE.UU. están anunciando que las cosas van a ir por otro rumbo. EE.UU. ya tiene otros aliados.

Guatemala ya no juega el rol protagónico como lo tuvo en su momento. Son tres los elementos:

  • Cortan una ayuda que reduce las posibilidades de trabajar supuestamente sobre la migración;

  • Definen una posición clara de que la alianza con Israel ya no es tan sólida

  • Pone una banderilla para Guatemala como país, y los futuros gobernantes, de que las cosas deben tomarlas más en serio.

El anuncio formal

Debe ser una incidencia muy fuera en la búsqueda de una posibilidad de que tomemos las cosas más en serio. Pareciera que nuestros gobernantes toman las cosas en broma. Como que estamos viviendo una fantasía.

Estas cosas nos tienen que llamar al realismo y ojalá al sector económico, hoy más fragmentado que nunca, pero que tienen que ver el mundo de una forma distinta, y apoyar un replanteamiento de grandes acuerdos nacionales.

Esta advertencia debería ser leída con más amplitud que solo el retiro de US $500 millones de ayuda.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼