Nota de EU89.7
Tres polluelos de halcón pecho naranja nacen en el Parque Nacional Tikal

Dicha especie se encuentra en peligro de extinción y es resguardada por autoridades.

Tras varios esfuerzos por apoyar la reproducción del halcón pecho naranja, autoridades del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) confirmaron el nacimiento de tres polluelos.

La especie, de nombre científico (falco deiroleucus) logro reproducirse con éxito en un nido ubicado en el Templo II de Tikal.

De esa cuenta se ha informado de la existencia de 2 polluelos hembras y 1 macho. Dichas aves ya fueron anilladas por el Fondo Peregrino para tener un control adecuado.

Se tomaron medidas

Las autoridades anunciaron en abril pasado la prohibición para ascender al Templo II de Tikal. Dicha medida obedecía a las acciones de protección para facilitar la reproducción de esta especie.

Otras acciones que se tomaron fue prohibir el uso de drones en al parque y guardar silencio en cercanías del lugar donde está el nido.

El Conap informa que se tomaron las medidas correspondientes pro parte de la administración del Parque Nacional Tikal. Asimismo, la unidad de biología del parque, a cargo de Cristel Michell Pineda y Fondo Peregrino, tendrán a su cargo el cuidado de los polluelos.

En peligro de extinción

El halcón pecho naranja es una especie que se encuentra en grave peligro de extinguirse. Autoridades mencionan que únicamente se conocen 7 nidos en todo el país. Uno de ellos, es el que se ubica en el Templo II del Parque Nacional Tikal.

El nombre científico de esta especie es Falco deiroleucus, se trata de un ave falconiforme de la familia Falconidae propia del sur al norte de Sudamérica. Según detallan paginas especializadas no se conocen subespecies.​

Es de mediano tamaño (longitud promedio 35 cm). Es un predador, con fuertes talones que sirven para agarrar presas en vuelo, y se considera por algunos que ocupa el nicho ecológico del Falco peregrinus (halcón peregrino), en la América Tropical.

Suele encontrarse en hábitats más forestales que el peregrino, así que no entra en competencia ecológica con el peregrino migrador que inverna en Sudamérica.

Prohíben el ascenso al Templo II de Tikal durante un mes

Escuche el reporte de Manuel García ▼