Nota de EU89.7
Exmilitares se retractan; ya no boicotearán las elecciones, dicen

Semanas atrás los exmilitares, que dicen haber participado en el conflicto armado, aseguraron que boicotearían las elecciones del 6 de junio.

Jorge Vega de León, representante de un grupo excombatientes del Ejército, informó hoy que se descartan acciones de hecho para boicotear las elecciones generales el 6 de junio.

Agregó que, por el contrario, velarán porque no se registre un fraude electoral. Sin embargo, han solicitado a las autoridades que cumplan con sus exigencias; es decir, los Q85 mil, un terrenito y una jubilación.

Se reúnen en la Plaza de la Constitución

Alrededor de las 6:00 horas se reunieron en la Plaza de la Constitución, para luego enfilar hacia la Secretaria de la Presidencia de la república con el fin de discutir lo relacionado al resarcimiento exigido.

Además, según Vega de León, solicitarán que algunos destacamentos que han sido cerrados sean transformados en clínicas para los excombatientes, ya que por no ser de alto rango no se les atiende en el Hospital Militar.

Asimismo, solicitan que se deje en libertad a algunos comandantes que se encuentran vinculados a procesos relacionados con el conflicto armado, pues consideran que también deberían ser enjuiciados los altos mandos de la guerrilla.

Finalmente, dijo que tienen conocimiento que este día se realizará una sesión solemne en el Congreso de la República y por ello no se presentaran a los alrededores del Legislativo.

Amenazas quedan fuera

Semanas atrás los exmilitares, que dicen haber participado en el conflicto armado interno, aseguraron que boicotearían las elecciones programadas para el 6 de junio, si el Gobierno no les otorga un resarcimiento de Q85 mil.

Francisco Calmó, el militar retirado que ha liderado las manifestaciones, reiteró en el programa A Primera Hora de Emisoras Unidas que entre ellos hay quienes saben armar bombas y saben cómo activarlas, en una clara amenaza a boicotear las elecciones.

El militar retirado justificó sus declaraciones asegurando que se sintieron ofendidos por la respuesta del ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, quien aseguró que no les tienen miedo. “Claro, tampoco nosotros tenemos miedo”.

La octava avenida, entre 16 y 17 calle de la zona 1, está cerrada debido a que en ese sector está el grupo de exsoldados en una reunión en la Comisión Presidencial del Diálogo.

Escuche el reporte de Adrián Soto ▼