Nota de EU89.7
Mujer muere tras consumir batidos de proteínas para perder peso

La madre de la víctima indicó que los batidos de proteínas fueron “el asesino silencioso” de su hija.

Meegan Hefford era una joven obsesionada por bajar de peso tras su segundo embarazo. Por ello, los batidos de proteínas empezaron a formar parte de su dieta diaria para lograr su objetivo.

Sin embargo, esos batidos le causaron un trastorno del ciclo de la urea que provocó una acumulación de amoniaco en su sangre y la muerte a los 25 años.

Michelle White, la madre de Meegan, dio a conocer en medios estadounidenses la historia de su hija para que la industria de salud haga cumplir las regulaciones correspondientes y emita advertencias sobre los suplementos de proteínas populares en la comunidad fitness.

“Yo nunca he sido aficionada al gimnasio, pero al ver a mi hija Meegan sonriendo mientras admiraba su figura tonificada, me sentí orgullosa de que se estuviera tomando en serio la salud y el buen estado físico”, contó White a Daily Mirror.

 

Pasión por el deporte

La joven de 25 años tenía una pasión por el ejercicio y según la mamá, pasaba horas del día y las noches en su gimnasio. Además, charlaba sobre su nueva rutina y se ejercitaba siempre.

Michelle cuenta que Meegan se convirtió en una fanática del fitness, aunque no descuidó su papel como madre.

“Incluso la acompañé al gimnasio para verla en acción y me sorprendió su capacidad para levantar pesas. Parecía que ella tenía la vida perfecta”, dijo.

El trastorno de salud

Pero las cosas cambiaron dos años después con la llegada de su segundo hijo, pues la joven madre padeció depresión postparto paralizante.

Meegan vio al médico y le recetaron algunos medicamentos que la ayudaron a salir adelante.

No obstante, un problema más apareció, las pastillas contra la depresión hicieron que Hefford ganara peso.

Bajar de peso

La madre de Meegan contó que sus entrenamientos diarios en el gimnasio se volvieron una obsesión, e incluso tuvo que ayudarla a cuidar de sus hijos para que ella pudiera hacer ejercicio.

“En unos pocos meses, su amor por el buen estado físico se convirtió en una obsesión por su imagen corporal. Si yo no estaba libre para cuidar a los niños y Michael estaba trabajando, ella se aterraba”, relató White.

La madre de Meegan detalló que faltar a un día de entrenamiento era “el fin del mundo” para su hija. Además, indicó que debido a su obsesión empezó a consumir suplementos para bajar de peso que le afectaron hasta causarle la muerte.

Consumo de productos fit

Michelle cuenta que debido a que su hija lucía saludable, ya que comía mucho y evitaba los azúcares, pensó que su nueva dieta era buena para ella.

Las señales de que algo estaba mal comenzaron a manifestarse poco después, en junio de 2017. La mamá indicó que notó que las manos de su hija temblaban cuando tomaba batidos de proteínas o suplementos para fisiculturismo.

“Alarmada, expresé mi preocupación de que el gimnasio se estaba volviendo demasiado para ella. Pero ella estaba decidida y observé impotente mientras se preparaba para otra sesión de ejercicio”, contó Michelle.

Sin embargo, Michelle relató que dos días después, cuando llevaba a sus nietos a un campamento para que Meegan descansara, recibió una inesperada llamada de los paramédicos que la encontraron inconsciente en su departamento.

La Aurea

El ciclo de la aurea es el proceso natural en el cual el cuerpo elimina químicos como el amoniaco, procedente de los aminoácidos sobrantes de las proteínas. Este se desecha en forma de una enzima llamada urea, através de la orina, según Medline Plus.

La condición genética de Meegan dificultó que su cuerpo eliminara estos desechos tóxicos de las proteínas, las cuales ella consumía en exceso en su dieta y batidos, y provocaron la acumulación de amoniaco en su sangre. El amoniaco llegó a su cerebro causándole un daño irreversible.

“Unos días después, el médico me recomendó que era hora de dejarla ir. Me senté a su lado y la besé en la frente. Nos despedimos y tomamos la decisión de donar sus órganos”, contó Michelle. Los órganos donados de Meegan salvaron la vida de cuatro personas.

Encuentran muerta a Mandy Blank, ícono del fitness