Radio en línea

EN VIVO

Internacional Noticia Nacional

Inmigrante guatemalteca demanda al centro de detención donde permaneció su hija fallecida

La pequeña Mariee murió en mayo del 2018 a causa de una hemorragia que le produjo un fallo masivo en el cerebro y en el resto de sus órganos

Yasmín Juárez declara ante el Congreso de EE.UU.

Yazmín Juárez, la inmigrante guatemalteca, cuya hija de un año de edad felleció luego de ser liberada, demandó a la empresa que administra el centro de detención donde estuvo recluida.

La compensación reclamada por Juárez asciende a US$40 millones, con la cual señala al personal médico del albergue por negligencia en el tratamiento de su hija, quien falleció por complicaciones de salud.

VIDEO: Congresistas de EEUU lloran por testimonio de guatemalteca migrante

La guatemalteca relató ante una comisión de la Cámara de Representantes en Washington, los supuestos malos tratos de los que fue víctima durante su estadía en el centro de detención para inmigrantes indocumentados en Dilley, Texas.

En la demanda de Juárez, argumenta que CoreCivic, la empresa que administra dichas instalaciones, mantenía condiciones insalubres y peligrosas y envió a su hija a un largo viaje el año pasado luego de ser admitida en la clínica médica.

La niña fue admitida en la clínica con una fiebre de más de 39 grados, vómitos y tos severa.

Coyotes abandonan a joven guatemalteco en el metro de México

Por hemorragia

La pequeña, cuyo nombre era Mariee, murió en mayo del 2018 a causa de una hemorragia que le produjo un fallo masivo en el cerebro y en el resto de sus órganos, poco después de haber sido admitida en un hospital, apenas un día después de haber salido del centro de detención.

“No creemos que una cárcel sea apropiada para los niños pequeños. Como mínimo, si CoreCivic está ganando mucho dinero por administrar una cárcel para niños, deberían cumplir con obligaciones legales”, dijo Stanton Jones, el abogado de la guatemalteca.

Sandra Torres señala que acuerdo migratorio debe ir al Congreso y se debe respetar a la CC

Amanda Gilchrist, vocera de CoreCivic aseguró al medio estadounidense The Hill que todo el personal que trabaja en las instalaciones de Dilley, fue contratado y verificado por la Administración de Inmigración y Aduanas (ICE).

“La compañía muestra sus condolencias a la familia por la trágica pérdida de la niña”, añadió la fuente.

Según el vocero, las instalaciones tienen en su interior aulas preescolares y una escuela que cubre educación hasta el 12ª grado, guardería, áreas de recreación y una biblioteca.

Hasta el momento, las autoridades de ICE no se han pronunciado sobre el tema, según indica The Hill.

*Con información de The Hill y El Nuevo Día

Publicidad