Radio en línea

EN VIVO

Deporte

Jorge Vega alza su voz ante la lamentable situación del pequeño Óscar

El gimnasta Jorge Vega expresó la impotencia que le causa ver tanta “injusticia” en este país, y con un fuerte mensaje abogó por el niño que robó una USB para comer.

Foto: Redes sociales

El medallista panamericano, Jorge Vega, no se mostró indiferente a la campaña #LiberenAÓscar un pequeño de Huehuetenango que fue detenido y trasladado a un hogar.

El caso de Óscar Ordóñez, de 10 años, es como el de miles de niños guatemaltecos, que se ven en la necesidad de buscar distintos medios para no morir de hambre.

Jorge Vega ganó la medalla de plata en salto al potro en los Juegos Panamericanos de Lima. Foto: COG

La detención del pequeño se dio a conocer a través de las redes sociales, en donde las autoridades fueron duramente criticadas.

A estas críticas se unió el gimnasta guatemalteco, por medio de su cuenta de Twitter.

El mensaje de Jorge Vega

“Qué impotencia da ver la injusticia de este país! Donde solo quien la compra puede correr libre!”, escribió Vega.

Y continuó: “El pueblo que sueña, trabaja y se sacrifica por un mejor país se ve afectado por sus errores, por su ambición y falta de amor a Guatemala”.

“Unidos podemos gritar más fuerte y sin miedo”, expresó el originario de Jocotenango, uno de los más seguidos en esta red social.

Las palabras de Jorge generaron gran reacción entre sus seguidores, que halagaron sus palabras.

  • “Sos un campeón completo. Un campeón de verdad”.
  • “Gracias Jorge, eres un campeón en todo sentido”.
  • “Grande Jorge Vega! Dios te bendiga siempre por alzar tu voz por Guatemala”.

Fueron algunas de las opiniones que se leen en su publicación.

Jorge Vega reconoce su detención pero dice que la policía “tergiversó todo”

Llevan a niño a un hogar

El pequeño Oscar fue detenido el viernes por la policía y llevado a un Juzgado de Paz de turno de Huehuetenango, donde pasó la noche.

Según el reporte, tomó una memoria USB y la quiso vender en Q5, según dijo, solo quería comer.

El domingo se conoció que el juez de paz de turno envió al pequeño a un hogar privado, en donde estará en mejores condiciones.

Sin embargo, esta no es la primera vez que el pequeño se ve involucrado en un incidente con la policía.

En noviembre de 2018, se robó una manzana en el mercado La Terminal, de la aldea Palajachuaj, San Sebastián, Huehuetenango.

En ese entonces, un grupo de patrulleros lo golpeó y terminó en el hospital.

Según medios locales, el padre de Óscar es alcohólico y la mamá, de muy escasos recursos.

 

Publicidad