Nota de EU89.7
El monstruo del lago Ness: ¿una anguila gigante?

Un investigador de la Universidad de Otago dijo que el monstruo del Lago Ness pudo haber sido una anguila gigante. Ahora, unas imágenes captadas por una cámara acuática parecen consolidar su hipótesis.

El famoso monstruo del Lago Ness, que durante siglos ha alimentado la leyenda en Escocia, podría ser en realidad una anguila europea gigante. Eso reveló este jueves un grupo de científicos.

La investigación, fue dirigida por La Universidad de Otago de Nueva Zelanda. Se llevó a cabo durante un año. Ha tratado de catalogar todos los posibles signos de vida en el lago a través del análisis del ADN de varias muestras de agua a distinta profundidad. Entre estas se halló pruebas de la existencia de anguilas europeas.

Se celebró una rueda de prensa en Drumnadrochit, una localidad del norte de Escocia cercana al lago. Los científicos afirmaron que descartan la presencia de grandes animales. Indicaron que no encontraron pruebas de la existencia de un reptil marino prehistórico. Algunas teorías hablaban de un plesiosaurio o de un pez grande como un esturión.

El profesor Neil Gemmell, genetista de la Universidad de Otago, se manifestó. Dijo que hallaron “una cantidad muy significativa de ADN de anguila, con la posibilidad de que haya anguilas gigantes en el Lago Ness. Por lo tanto lo que la gente ve y cree que es el monstruo del lago Ness podría ser una anguila gigante”, sostuvo.

Un inquietante video registrado en Lago Ness revivió la leyenda del monstruo que viviría en las profundidades del espejo de agua en Escocia. Las imágenes fueron compartidas en Twitter por el científico experto en genética de la Universidad de Otago, Neil Gemmer, con la intención de sustentar su explicación del episodio.

Desde hace décadas, las historias sobre Nessy, como se conoce al monstruo del lago Ness, llenaron libros, programas de televisión y películas, y generan una gran industria turística. Cada año atrae a unos 400.000 visitantes.

La historia del monstruo se remonta a hace 1.500 años cuando se dice que un misionero irlandés avistó al monstruo y, desde entonces, más de un millar de personas afirman haber visto a una bestia acuática de cuello largo y protuberancias que sobresalen del agua, un enigma que hoy está más cerca de resolverse.

Anguila o no, sigue despertando la curiosidad del mundo.