Nota de EU89.7
Expertos aseguran que el embarazo deja secuelas de por vida en las menores

De acuerdo con estadísticas del Ministerio de Salud, de enero a agosto de este año se reportan 3 mil 785 niñas embarazadas, de entre 10 y 14 años.

Cuatro expertos invitados al programa A Primera Hora coinciden en que los embarazos en niñas y adolescentes, menores de edad, dejan secuelas de por vida, lo cual les impide desarrollarse socialmente.

De acuerdo con estadísticas del Ministerio de Salud, de enero a agosto de este año reporta 3 mil 785 niñas embarazadas, de entre 10 y 14 años, y que en el mismo periodo 1 mil 628 niñas se han convertido en madres. Los datos han sido recabados en el Registro Nacional de las Personas (Renap).

Según el Observatorio en Salud Sexual y Reproductiva (Osar), esos 1 mil 628 casos se enmarcan en el delito de violencia sexual con agravación de la pena y deberían convertirse en igual número de denuncias. Las áreas más afectadas por esta causa son los departamentos Huehuetenango, Alta Verapaz,  Guatemala, Petén y Quiché.

El caso debe ser denunciado

El programa A Primera Hora invitó a Vickie Maldonado, coordinadora de programas del Osar; Gabriela Monroy, coordinadora del área psicológica de Asociación La Alianza; Alvar Frank, Viceministro de Regulación, Vigilancia y Control de la Salud, y Wendy Zambrano, coordinadora del componente de Violencia y del Programa de Salud Reproductiva, para platicar de este fenómeno social.

Los cuatro invitados coinciden en que los casos de abuso sexual deberían ser denunciados por las personas afectadas, pero que eso acarrea la necesidad de recursos económicos. Según cifras del Organismo Judicial, en los primeros seis meses de 2019  se han dictado 552 sentencias condenatorias por violencia sexual contra menores.

Que significan esos números

Vickie Maldonado señala que cada vez más las cifras se mantienen, no han disminuido. Es un fenómeno social, pero con muchas causas. Impacta negativamente en la vida de las niñas y adolescentes.

Abandonan la escuela, se incluyen en actividades informales, algunas presentan problemas psicológicos. Muchas se quedan con la intención de dar el siguiente paso, que sería proponer la denuncia, pero eso les representa necesidad económica.

  • Niñas: 1 mil 628 niñas fueron mamás este año; hay subregistros

Esos son registros de nacimientos. No podemos decir que hay subregistros en este caso porque hay evidencia en el Renap.

Las 1,628 es la muestra que tomamos. En embarazos puede haber más. Aquí sí puede haber subregistro y puede que un embarazo no concluya. El número se eleva, pero el sistema no nos permite tener una cifra específica.

No podemos decir que las niñas quieran… porque ni desearon una maternidad, ni tienen idea de lo que eso significa.

En Alta Verapaz, por ejemplo, hay 84 casos que no tienen atención en el área educativa.

  • Espacios de participación

Es importante conocer mecanismos de participación. Iglesia organización participativa, hasta las municipalidades en donde las mujeres han participado. Debemos conocernos y luego ver los mecanismos para participar.

Desde la academia, programas de investigación; desde las municipalidades, campañas de promoción. Todo eso va a abonar.

Pero será difícil erradicar el problema de los embarazos en menores, porque tiene que ver cómo se agotas el proceso legal que castiga, no que penaliza. Pero, ¡si estamos hablando que hay autorizaciones judiciales para que menores se casen…!

Las secuelas de la maternidad temprana

Para Gabriela Monroy “las secuelas sicológicas son de por vida”. El desarrollo cognitivo, neuronal, emocional de una niña que enfrenta un embarazo, que significa tantos cambios, afecta y deja secuelas de por vida.

Acompañamos a sobrevivientes de trata de personas y violencia sexual y las secuela cognitiva nos enfrentamos a niñas que quedan con retrasos cognitivos que entran a la escuela con ciertos retrasos.

Son problemas en el aprendizaje, retraso en las capacidades de razonamiento, que están en juego en el proceso de aprendizaje. El trabajo maternal es de 24 / 7, eso le quita la capacidad de desarrollarse.

  • Que se aborde el tema legalmente

De lo legal a lo real hay una brecha grande. En el país tenemos penas por hurto o robo, que tienen tendencia a tener más años de cárcel que la violencia sexual. Pero una violencia sexual puede tener una sentencia condenatoria, pero ésta puede pagarse para poder salir. Eso es algo que va a seguir ocurriendo. Seguirá siendo normal.

En las comunidades se dan los matrimonios prenupciales. Niñas de 15 y 16 años están casadas con un acta prenupcial. Pero también existe la extemporaneidad en el matrimonio. Es decir que inscriben el matrimonio con fechas anteriores a que entrara en vigencia la ley.

Hay mujeres que no saben que existe una ley para operarse para ya no tener bebés, sin permiso del esposo

  • Registro de cuál la cantidad de abusos de relaciones consentidas

Desconozco si existe una diferenciación de esos datos. Independientemente de eso, estamos hablando de dos menores de edad que están sin acceso en educación sexual, están sin acceso a metodología anticonceptiva.

Son dos menores que están enfrentando una crianza, del proceso de desarrollo de otra persona. Y la distribución de esta responsabilidad nunca ha sido equitativa. Recae en la mujer.

Nosotros estamos hablando de violencia sexual explícita de hombres mayores de 20 años contra menores. Hemos tenido menores de 11 años que desconocen el desarrollo fetal. En la mayoría de las niñas, el abuso es de padres, padrastros, abuelos, hermanos, tíos, cuñados.

 

Mesas de trabajo

El viceministro Alvar Frank, afirma que el Ministerio de Salud, en coordinación con el de Educación y Mineduc, Osar, Alianza, han desarrollado actividades, pero el problema no termina ahí. El daño que se hace a una niña va más allá del problema social.

En Guatemala la pobreza afecta a la población. Hay viviendas donde viven padre, madre, cinco hijos… ahí duermen, comen y tienen su espacio de recreación; eso genera condiciones para que se dé el abuso de la niña.

Luego del embarazo es rechazada por la sociedad, existe rechazo en la escuela y en algunos casos del personal en las escuelas.

  • Casos no registrados

El desarrollo incluye la adolescencia que llega a los 19 años. Nosotros tenemos niñas de 10 y 11 años y casos que no están registrados, cuyos registros están ocultados. Las familias no denuncian, porque eso acarrea consecuencias económicas.

El problema es social, económico y político. Debemos visualizar más inversión porque eso tiene que ver solo con mejorar las condiciones de la población. Hay que invertir más en educación y salud. Eso determina el desarrollo de un país.

Tenemos en Guatemala un 50 por ciento de población femenina que no tiene oportunidad de desarrollarse.

  • Acciones inmediatas

Existe una ley que permite usar métodos anticonceptivos. No se le dan a nadie que no los quiere, que nos los necesita o no los quiere. Se ha reducido el número de embarazos en niñas.

Ha habido avances. Antes los embarazos en niñas no existían. No eran problema. Ahora hay una ley y eso ha regulado la situación. Se están tomando las medidas. Sin embargo, a los 15 años no hay problema, según la ley.

Esto tiene que ver con cuestiones culturales. Lo que vemos es lo que está a la vista, pero hay algunos casos que no podemos ver.

En Guatemala hay que gente que no tiene registro de nacimiento y hay niños que nacen y mueren y tampoco han tenido registros ni de nacimiento ni de defunción.

¿Qué hace el Ministerio de Salud?

Wendy Sambrano, asegura que el Ministerio de Salud ha implementado estrategias para la atención. Afecta social, económico y educativo al país y por eso el Ministerio de Salud participa en mesas interinstitucional SVETS. Toda menor cantada se denuncia y se sigue una ruta para que se incorpore a la sociedad. Aquí el Mineduc entra en acción. El Mides proporciona mensualidad para apoyarla en su vida.

  • Registros de ADN

En el caso de ADN, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) tiene contemplado un banco para identificar a los agresores. En relación a que se define el sexo a las seis semanas, eso es hasta las 11 semanas se define si será hombre o mujer.

El 75 por ciento de las muertes maternas en menores es por hemorragias obstétricas, por infecciones, por abortos. En Guatemala no está legalizado, pero hay lugares clandestinos que los provocan, y el riesgo de muerte es inminente.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼