Nota de EU89.7
Transportistas anuncian posible paro ante nueva normativa en noviembre

La implementación del reductor de velocidad es un negocio que sobrepasa los Q350 millones, inversión en la que debe incurrir la gremial transportistas.

Transportistas de carga y pasajeros de Guatemala anunciaron este viernes un paro de labores a partir del próximo 14 de noviembre para protestar contra la entrada en vigencia de una restricción a la velocidad en que pueden circular.

El director de la Cámara de Transportistas Centroamericanos, Héctor Fajardo, dijo a periodistas que la ley los obliga a colocar un dispositivo reductor de velocidad, el cual a su juicio dañará los vehículos.

El entrevistado señaló que la implementación del dispositivo es un negocio que sobrepasa los Q350 millones, inversión en la que debe incurrir la gremial transportistas.

“Es una ley no funcional”, afirmó Fajardo, tras indicar que unos 270 mil conductores apoyarían la medida, que no contempla un bloqueo de carreteras.

En Congreso legisla sobre reductor de velocidad

El Congreso aprobó la disposición de colocar el dispositivo a los camiones con capacidad de carga de 3.5 toneladas en adelante y los autobuses de más de 11 pasajeros para que no superen una velocidad de 80 kilómetros por hora.

Los vehículos que no cuenten con el dispositivo se exponen a multas de hasta 10 salarios mínimos.

Fajardo aseguró que el Estado no tiene capacidad de emitir los certificados, pero la Dirección de Protección y Seguridad Vial (Provial) afirmó que existen varias empresas autorizadas para instalar el dispositivo.

PODRÍA INTERESARLE:  Reglamento para el fortalecimiento de la seguridad vial

El precio de instalación en cada aparato oscila entre 160 y 525 dólares, dependiendo el modelo del vehículo.

La gremial solicitó una prórroga de seis meses y la instalación de una mesa de técnica para la búsqueda de mecanismos que sean funcionales en el país, según Rafael García, también dirigente de los transportistas.

De acuerdo con el dirigente, el dispositivo que será instalado limita la potencia de los motores e implica otros riesgos en el resto del sistema porque “altera el funcionamiento de un carro”.

Con información de Manuel García y Agencia AFP