Nota de EU89.7
Familias de Peronia demandan vivienda para no pasar Navidad en albergue

Luego del derrumbe que afectó a dos colonias de Ciudad Peronia, las familias afectadas pasarán albergadas está Navidad.

Jeremías Reyes siente que está en total abandono. “Hemos tenido diálogos con ellos, pero no hemos tenido respuestas”, afirma, desde el albergue improvisado en el que permanece juntos a sus vecinos de la colonia Nueva Esperanza.

El recinto fue instalado por ellos mismos, tras un derrumbe de grandes proporciones que amenazaba con desaparecer esa colonia y la de Regalito de Dios, ambas ubicadas en Ciudad Peronia, en el municipio de Villa Nueva.

Como Reyes, otras 127 familias esperan por una vivienda o alguna opción por parte de las autoridades de Gobierno, pero ante las fechas creen que lo más seguro es que pasarán Navidad en el albergue.

Construyen su nacimiento

En el centro del refugio instalaron un árbol y construyeron un nacimiento para mantener el espíritu en esta época. Los niños se distraen, algunos jugando y otros simplemente platicando entre ellos sentados en la orilla de una cama que está unida a otras.

Foto: Adrián Soto.
Foto: Adrián Soto.

Floridalma Suárez se encarga de la preparación de los alimentos. Son 60 a 70 personas que comen diariamente con el esfuerzo de dos mujeres que cocinan.

El derrumbe se registró a finales de octubre, pero solo las familias que habitaban la colonia Regalito de Dios aceptaron evacuar sus casas el pasado 12 de noviembre, para ser llevadas hasta el complejo recreativo de Guatel, ubicado en el kilómetro 22 de la ruta al Pacífico.

Sin garantías

Elda Chávez, vecina de la colonia Nueva Esperanza, explicó que ellos optaron por permanecer cerca de sus casas ante la falta de garantías de que las autoridades les darían un lugar en donde vivir.

“Si no era habitable por qué las autoridades permitieron que nos vendieran terrenos”, dice inconforme, asegurando que conservan las escrituras que respaldan que compraron los terrenos en los que construyeron las casas que se vieron forzados a abandonar.

Congreso no ratificó

El Gobierno busca hacer readecuaciones presupuestarias, para atender la demanda a través de un subsidio, pero únicamente está dirigido a quienes ingresaron solicitud, es decir, las familias de Regalito de Dios.

El Ejecutivo declaró el estado de Calamidad en dos ocasiones para agilizar la transferencia de recursos para apoyar a las familias, el 4 y el 16 de noviembre, pero los diputados del Congreso no lo ratificaron.

El alcalde de Villa Nueva, Edwin Escobar presentó una acción de amparo en la Corte de Constitucionalidad y los magistrados le dieron trámite, pero los congresistas ya no conocieron el tema en el pleno.

Captado en video

Las imágenes del derrumbe circularon en redes sociales y causaron conmoción. Hubo quienes, incrédulos, dudaron sobre su veracidad; sin embargo, las autoridades lo confirmaron. Ese día, dos viviendas cayeron al vacío.

El alcalde Escobar publicó el video y aseguró que el área había sido declarada en alerta roja, po rlo que había declarado inhabitable una escuela que estaba ubicada en ese sector.