Radio en línea

EN VIVO

Deporte

Firmino apaga las aspiraciones del Monterrey y el Liverpool va por el doblete

El equipo Regio sorprendió y estuvo cerca de causar la sorpresa, pero el tanto del delantero brasileño terminó con sus aspiraciones.

A Rayados de Monterrey no le alcanzó su propuesta inicial y terminó cayendo 1-2 frente al Liverpool en las semifinales del Mundial de Clubes 2019.

Los reds enfrentarán al Flamengo en la disputa del título el sábado a partir de las 11:30 horas.

El Fla avanzó después de vencer 3-1 al Al Hilal de Arabia Saudita.

Primera parte con buen sabor para Rayados

El primer zarpazo del partido lo dio el Liverpool. Fue gracias a un pase entre líneas de Mohamed Salah, que dejó a Keita mano a mano con Marcelo Barovero, al que batió para firmar el primer tanto del partido, en el minuto 12.

Tras una primera mitad que finalizó en tablas tras el primer gol de los ‘Reds’ para el guineano Naby Keita (12) y el empate del argentino Rogelio Funes Mori (14) para los aztecas.

-->
Monterrey vs Liverpool
Keita celebra el primer tanto del Liverpool. Foto: AFP

El partido siguió igualado hasta el descuento final, cuando Roberto Firmino, que había entrado al partido apenas cinco minutos antes, decidió en el 90+1.

Fue así como en el tiempo de compensación, el brasileño marcó el tanto de la victoria y clasificación para los Reds.

Roberto Firmino el tanto de la clasificación. Foto: AFP

En búsqueda de su primer título mundial

El Liverpool tendrá así la ocasión de poder ser campeón del mundo por primera vez.

Después de haber perdido dos Copas Intercontinentales -la de 1981 precisamente ante el Flamengo- y de haber caído en la final del Mundial de Clubes en 2005, superado entonces por otro equipo brasileño, el Sao Paulo.

Para México, las semifinales volvieron a ser una barrera infranqueable en este torneo y el país sigue sin poder colocar a uno de sus representantes en la gran final.

Monterrey no lo consiguió en su cuarta participación en el Mundial de Clubes.

 

*Con información de AFP

Publicidad