Nota de EU89.7
Nuevo medicamento acelera la recuperación de pacientes con coronavirus
Nuevo medicamento acelera la recuperación de pacientes con coronavirus

En las últimas semanas hubo noticias disímiles y contradictorias sobre este antiviral intravenoso pero ya se demostró que si ayuda en la recuperación.

Pacientes con el nuevo coronavirus tratados con el fármaco remdesivir se recuperaron 31% más rápido que otros que recibieron un placebo, según un estudio clínico divulgado el miércoles y que el principal asesor médico de la Casa Blanca celebró como un efecto “claro” de este medicamento.

“Los datos muestran que el remdesivir tiene un efecto claro, significativo y positivo en la disminución del tiempo de recuperación” de los enfermos de coronavirus, dijo este miércoles el doctor Anthony Fauci, epidemiólogo y asesor del presidente Donald Trump.

Descartan utilidad de medicamento remdesivir contra el COVID-19

El experto matizó que un 31% no implica lo mismo que un “golpe de gracia” del 100%, pero que es una prueba importante de qué compuesto puede “bloquear el virus”.

En comparación con los pacientes que recibieron un placebo, los tratados con remdesivir, del laboratorio Gilead, sanaron en una media de 11 días en lugar de 15, según un comunicado de prensa del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID).

El grupo tratado con remdesivir también mejoró levemente su expectativa de sobrevivir con una mortalidad de 8%, contra 11.6% en el grupo que recibió el placebo.

El estudio, que comenzó el 21 de febrero, involucró a 1,063 pacientes de 47 localidades en Estados Unidos y otros 21 lugares en Europa y Asia.

OPS: Latinoamérica está “como Europa hace seis semanas” en avance de COVID-19

El primer paciente en recibir el tratamiento fue un estadounidense repatriado luego de permanecer en cuarentena a bordo del crucero Diamond Princess, y que recibió el medicamento en el centro médico de la Universidad de Nebraska.

La prueba fue realizada con un método llamado “el doble ciego” que implica que ni el paciente ni sus médicos tratantes sabían a qué grupo pertenecían, para eliminar el sesgos inconsciente.

Peter Horby, un epidemiólogo de la Universidad de Oxford que no participó en el estudio, señaló que es necesario conocer los resultados completos.

“Si se confirma esto podría ser un resultado fantástico y una gran noticia para la lucha contra el COVID-19”, dijo Horby.

Coronavirus: ya son 227 mil fallecidos por la enfermedad en el mundo

Por su parte, Scott Gottliebb, excomisionado de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA), escribió en Twitter que los datos bastan como para justificar que se considere una “autorización para uso de emergencia” del medicamento.

Una decisión como esa permitiría a los médicos a recetar el remdesivir fuera del contexto de los ensayos clínicos.

Beneficios genuinos pero modestos

El remdesivir, que había sido probado sin éxito contra el ébola, pertenece a una clase de medicamentos que actúan directamente sobre el virus, en lugar de controlar la respuesta autoinmune que genera, cuya inflamación puede ser letal.

La vía de acción consiste en replicar el ADN y ARN del virus para ser absorbido en su genoma y de esa manera impide que el patógeno se siga replicando.

En sus declaraciones a la prensa, Fauci dijo que el éxito de esta prueba podría allanar el camino para drogas más efectivas que apliquen un principio similar.

Los hallazgos fueron celebrados por la comunidad científica, que igualmente advirtió que sus beneficios son relativamente modestos.

La lista de afecciones ligadas a la COVID-19 se alarga

“Esta es la primera evidencia de que el remdesivir tiene beneficios genuinos, pero ciertamente no son espectaculares”, dijo Stephen Evans, experto en estadísticas médicas de la Facultad de Medicina y de Enfermedades Tropicales de Londres.

Por su parte Babak Javid, investigador principal de la Facultad de Medicina de Tsinghua, en Pekín, destacó que los datos son “prometedores”, aunque advirtió que el remdesivir “no es una solución mágica”.

En las últimas semanas hubo noticias disímiles y contradictorias sobre este antiviral intravenoso.

Un resumen de resultados publicado en el sitio web de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la semana pasada mostró que no hubo resultados positivos en un ensayo más pequeño realizado en China.

La revista médica británica The Lancet publicó el miércoles el documento formal que describe esa prueba.

En el estudio de 237 pacientes en Wuhan, China, los médicos no encontraron efectos positivos tras la administración del medicamento en comparación con un grupo de control de adultos, a excepción de aquellos pacientes que requirieron ventiladores.

Personas sin techo duermen en el metro vacío de Nueva York

Pero la prueba china tuvo que detenerse tempranamente porque no podía reclutar a suficientes personas para alcanzar su objetivo inicial, y muchos expertos consideraron que por su reducido tamaño no permitía obtener conclusiones confiables.

En la búsqueda de una cura para la COVID-19 -que deja más de 220.000 muertos en el mundo desde su aparición en diciembre- los médicos han probado cloroquina y hidroxicloroquina, dorgas que se usn para combatir la malaria, bajo una modalidad llamada uso “compasivo”, que se utiliza cuando no hay tratamiento conocido.

También hay otras terapias en estudio incluyendo la recolección de anticuerpos de personas que hayan superado la enfermedad para inyectárselos a pacientes o recolectar anticuerpos de ratones genéticamente modificados que fueron infectados deliberadamente.

*Con información de AFP