Nota de EU89.7
VIDEO. Ladrones disfrazados de policías asaltan a un hombre en la puerta de su casa

Mientras escapaba corriendo, los ladrones le gatillaron dos veces por la espalda, pero los disparos no salieron.

Ocurrió en Argentina. Un hombre, residente del barrio de Bongiovanni, en la localidad de Paso del Rey, fue víctima de un intento de asalto frente a su propia casa, tras haber salido un momento pasear a su perro.

El hombre, identificado como Eduardo Soria, se encontraba en la puerta de su residencia cuando de pronto vio acercarse a un vehículo sospechoso. De él descendieron una mujer y un hombre, ambos vestidos como policías.

La supuesta oficial se dirigió a él y le dijo que se trataba de un allanamiento.

El hombre, extrañado de la situación, le respondió que esperara un momento mientras él llamaba por teléfono a comisaría para confirmar los motivos de la acción policial.

En ese momento, la actitud de la mujer cambió, y del vehículo bajaron tres hombres más, quienes redujeron a Soria y comenzaron a golpearlo.

Intento de asalto en Argentina
Captura de pantalla de Twitter

Alarma avisó a vecinos

Mientras era apabullado por la banda de malhechores disfrazados, Eduardo alcanzó a meter la mano en su bolsillo y activó una alarma vecinal (concebida hace apenas un mes para combatir la delincuencia en el barrio) que alertó a residentes de casas aledañas.

El ruido espantó a los ladrones, quienes en su intento de huir rápidamente casi olvidan a la mujer en el lugar del atraco.

Dentro de la casa de Eduardo estaban su esposa y sus tres hijos, de 11, 9 y 6 años, respectivamente.

Tenía dos opciones: meterme o sacarlos (a los atacantes). Decidí llevarlos para afuera. Me trencé con dos y gracias a Dios no me pudieron volver a meter”, relató Soria, citado por Infobae, quien fue atendido por heridas en la cabeza, provocadas por los culatazos.

Según la víctima, mientras escapaba corriendo, los ladrones le gatillaron dos veces por la espalda, pero afortunadamente los disparos no salieron.

Todo el incidente ocurrió en apenas dos minutos y quedó grabado en las cámaras de vigilancia que registran los movimientos en el ingreso a la vivienda.

No sé por qué me tocó a mí“, dijo Eduardo, dueño de un local de fabricación de sillas de madera y en el que se hacen revestimientos. “Acá a la vuelta hay tres mueblerías grandes. Pienso que se habrán equivocado (…) no atendemos al público. No sé qué estaban buscando”, afirmó.

Horas después del ataque, agentes de policía (esta vez reales) acudieron a la casa de Soria para tomar evidencias y recabar información para las investigaciones.