Nota de EU89.7
Comunidad judía argentina renueva reclamo por atentado a la AMIA

El atentado ocurrido en 1994, el más cruento de la historia argentina, dejó 85 muertos y unos 300 heridos.

A 26 años del atentado terrorista contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en Buenos Aires, que dejó 85 muertos y 300 heridos, la dirigencia de la comunidad judía argentina renovó su reclamo de justicia y pidió a la región “acciones concretas” contra el Hezbolá.

En un inédito acto virtual, debido a la pandemia del nuevo coronavirus, Ariel Eichbaum, presidente de la AMIA, declaró que aún “falta justicia” sobre el caso.

Conocemos la parte de la verdad. Falta la justicia. Es largo el camino por recorrer“, dijo.

El acto dio inicio a las 09:53 locales, hora en la que ocurrió el atentado de 1994, y se realizó en la víspera del 18 de julio, que este año cae en sábado, Shabat, día de descanso en el judaísmo.

Tras la lectura de los 85 nombres de las víctimas, se transmitió un mensaje grabado del exmandatario español, Felipe González, quien llamó a “mantener la memoria y la solidaridad“.

Argentina ha atribuido el atentado a ex altos funcionarios iraníes, entre ellos el expresidente Alí Rafsanjani, y al movimiento chiíta libanés Hezbolá, hipótesis sostenida por la dirigencia judía argentina y por Israel.

Pero la investigación judicial quedó envuelta en una maraña de denuncias por supuesto desvío de pistas, causas por encubrimiento y procesos anulados, que llevaron a que 26 años después no haya ni un detenido por el atentado más cruento de la historia argentina.

Acciones concretas contra Hezbolá

Eichbaum destacó que, con la designación de Hezbolá como “grupo terrorista” de parte de Argentina en 2019, “se comenzó a marcar el rumbo en la región, que ya han seguido Paraguay, Honduras, Guatemala, y Colombia“. También Alemania se ha sumado.

El dirigente pidió a las “repúblicas hermanas de Brasil y Uruguay que también tomen acciones concretas contra Hezbolá“.

Hezbolá no es una amenaza del pasado, es una amenaza presente“, advirtió el titular de la AMIA, al sostener que la organización “sigue operando en la zona de la Triple Frontera (Argentina, Brasil, Paraguay)”.

Además, al hablar desde la sede reconstruida de la AMIA, acusó a Irán de ser “patrocinadora y cómplice del Hezbolá“.

Irán siempre se negó a que los exfuncionarios sean investigados. Se sospecha, asimismo, que los autores tuvieron una poderosa conexión local que no fue investigada.

*Con información de AFP