Nota de EU89.7
VIDEOS. Protestas contra el racismo dejan dos muertos en Wisconsin, EE. UU.

Cientos de personas han protestado en las calles por el caso de Jacob Blake, ciudadano afroamericano baleado por un policía en Wisconsin.

Tercera noche de protestas en la ciudad estadounidense de Kenosha, por el caso de Jacob Blake, ciudadano afroamericano baleado por la policía en un confuso incidente ocurrido el pasado fin de semana en Wisconsin.

Dos personas murieron la noche del martes en la nueva jornada de disturbios.

El Departamento de Policía de Kenosha dijo que respondió a reportes de un tiroteo con múltiples víctimas poco antes de la medianoche, el cual dejó dos fallecidos.

El tiroteo se saldó con dos muertos y una tercera víctima alcanzada por las balas, que fue llevada al hospital con heridas serias pero que no representan una amenaza a su vida”, señaló la policía en un tuit, añadiendo que la investigación está “activa y en marcha”.

En redes sociales, se difundieron videos que mostraban personas corriendo por las calles, vehículos incendiados y caos en la ciudad.

Los investigadores están al tanto de los videos que están circulando”, añadió la policía.

Las autoridades también trasladaron vehículos blindados frente al palacio de justicia y dispararon balas de goma contra los manifestantes, que respondieron lanzando fuegos artificiales.

En ciudades como Nueva York y Minneapolis también se registraron protestas.

Le dispararon siete veces

El martes, ante el aumento de la violencia en el país, la familia de Blake exhortó a la calma. “Realmente solo necesitamos oraciones”, dijo Julia Jackson, madre de la víctima.

Jackson dijo que el daño causado en las noches de enfrentamientos en Kenosha “no refleja” a su hijo ni a su familia, e hizo un llamado a la unidad contra el racismo.

Mientras, el padre de la víctima, también llamado Jacob Blake, acusó a las fuerzas de seguridad de “intento de asesinato”.

Le dispararon a mi hijo siete veces, como si él no importara”.

Blake fue baleado por un agente de la policía cuando intentaba subirse a su automóvil en un confuso incidente. Recibió siete disparos en la espalda, los cuales destruyeron una sección de su médula espinal, así como parte de sus riñones, hígado e intestinos.

Los uniformados supuestamente habían respondido a una alerta por una disputa doméstica.

En tanto, el abogado de derechos civiles, Ben Crump, quien representa a los Blake (y también a la familia del fallecido George Floyd) dijo que “sería un milagro si Jacob vuelve a caminar”.

Crump exigió, además, que los dos oficiales involucrados, actualmente suspendidos, sean despedidos y acusados.

*Con información de AFP