Nota de EU89.7
Video de médicos extrayendo una serpiente de la garganta de una paciente se hace viral

Ek reptil se habría deslizado dentro del organismo de la mujer luego de que esta se quedara dormida, con la boca abierta, a la intemperie.

Un video grabado en el interior de una sala de hospital, en el cual se observa a un grupo de médicos extrayendo de la garganta de una mujer una serpiente de cerca de un metro de largo, ha dado de qué hablar en las redes sociales.

El clip, de poco menos de 30 segundos de duración, muestran a la mujer, bajo anestesia general, recostada sobre una camilla mientras el equipo de doctores realiza el procedimiento, para el cual utilizan un tubo parecido al de un endoscopio.

Hacia el final de la grabación, se aprecia el momento en el que los doctores consiguen extraer, con algo de esfuerzo, a la serpiente de la garganta de la paciente.

Parte del equipo reacciona con asombro y asco tras haber sustraído al animal, cuyo cuerpo sin vida es posteriormente colocado en el interior de un recipiente de plástico.

*Advertimos que las imágenes pueden resultar fuertes para algunos usuarios

 

Confuso incidente

Según el canal local 5-tv, todo habría ocurrido luego de que la mujer se quedó dormida, con la boca abierta, bajo un árbol cerca de su residencia. La serpiente habría aprovechado este momento para deslizarse su garganta.

No estaba claro, sin embargo, cuándo y en dónde habría ocurrido el incidente, aunque medios internacionales sugerian que este habría tenido lugar en la aldea de Levashi, República de Daguestán.

No obstante, el Ministerio de Salud local, citado por RIA Novosti, desmintió esta información, argumentando que ningún centro médico local había realizado un procedimiento de este tipo.

Daguestán es una de las 22 repúblicas que, junto con los 47 óblast, nueve krais, cuatro distritos autónomos y tres ciudades federales, conforman los 83 sujetos federales de Rusia. Tiene cerca de 3 millones de habitantes y está ubicada en el distrito Cáucaso Norte, en el extremo suroeste del país.