Nota de EU89.7
Irlanda, el primer país europeo en volver al confinamiento por Covid-19

Los cinco millones de irlandeses deberán permanecer en sus casas y solo podrán desplazarse en un radio de 5 kilómetros de sus domicilios para trabajar o hacer ejercicio.

Irlanda se convirtió en el primer país europeo en volver al confinamiento, debido a la segunda ola de la pandemia de coronavirus (Covid-19), que castiga con fuerza al continente y obliga a multiplicar las restricciones.

Desde el jueves, los cinco millones de irlandeses deberán permanecer en sus casas y solo podrán desplazarse en un radio de 5 kilómetros de sus domicilios para trabajar o hacer ejercicio.

Los comercios no esenciales tendrán que cerrar durante seis semanas, mientras que los bares y restaurantes solamente podrán servir comida para llevar.

Las escuelas y las guarderías permanecerán, sin embargo, abiertas, principal diferencia con el largo confinamiento de la pasada primavera (boreal).

Si batallamos juntos en las próximas seis semanas, tendremos la posibilidad de celebrar correctamente las Navidades”, aseguró el primer ministro, Micheal Martin.

Es devastador tener que sufrir un nuevo reconfinamiento (…) durante este periodo, el más agitado antes de las Navidades”, lamentó John Farrington, ciudadano que regentea una tienda de joyas antiguas.

La pandemia de coronavirus ha dejado al menos 1 mil 865 muertos en Irlanda, según cifras oficiales.

Coronavirus en Irlanda
AFP

Restricciones en aumento

Las restricciones aumentan en prácticamente todos los países de Europa.

En el Reino Unido, Gales, donde viven tres millones de personas, iniciará un confinamiento de dos semanas el viernes, la medida más dura en el país para luchar contra la pandemia.

El miércoles, República Checa también anunció un confinamiento parcial de la población, y en Francia, donde ya está en vigor un toque de queda en París y otras regiones especialmente afectadas por un alto número de contagios, el primer ministro, Jean Castex, se impondrán medidas adicionales.

Según un proyecto de ley presentado en el consejo de ministros, el gobierno francés desea aplicar restricciones en los desplazamientos, reuniones y funcionamiento de establecimientos hasta abril de 2021.

En Italia, uno de los países más golpeados en el inicio de la pandemia, la próspera Lombardía, en el norte, aplicará un toque de queda desde el jueves y durante tres semanas.

*Con información de AFP