Nota de EU89.7
Jefes de bloque exponen actos “terroristas” y ataques a la democracia ante misión de OEA

Los delegados de la Organización de los Estados Americanos se encuentran en Guatemala en respuesta a una solicitud del Gobierno del presidente Alejandro Giammattei.

La misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sostuvo este martes una reunión con los jefes de bloques del Congreso, con el fin de conocer detalles de la situación que se vive en el país.

Durante el encuentro, por lo menos tres diputados tomaron la palabra para exponer sus planteamientos y coincidieron en que las acciones de los días recientes tienen como fin debilitar a los organismos Legislativo y Ejecutivo.

“La llamada indignación no es más que un mecanismo y combustible utilizado por aquellos que no han podido llegar al poder por la vía de las urnas, para cuestionar y señalar”, resaltó Manuel Conde.

El parlamentario, de la bancada del Partido de Avanzada Nacional (PAN), enfatizó que si bien la Constitución Política de la República garantiza la libertad de manifestación, las convocatorias para salir a las calles se han hecho por parte de grupos financiados.

Destacó que, incluso durante los 36 años del conflicto armado interno, nunca se dieron hechos como los ocurridos diez días atrás.

“Las turbas vandálicas y terroristas llegaron al recinto de uno de los poderes del Estado a hacer una destrucción y a incendiar el edificio histórico de este organismo”, expuso.

Añadió que esta situación se dio con la complicidad de un procurador de los Derechos Humanos que “obligó” a la fuerza pública a hacer presencia sin armas y a prohibir la instalación de vallas de protección del edificio.

Por aparte, Conde indicó que de parte de la junta directiva del Congreso se hizo entrega de un informe circunstanciado con más de 1 mil 100 fondos a los delegados de la OEA.

Explicó que en el documento se registran los últimos acontecimientos que han llevado al país a esta “encrucijada” en que se encuentra.

Mientras tanto, Rudio Mérida, jefe de la bancada Humanista, aseguró que lo que ocurre en Guatemala no es nada nuevo y es una réplica de lo que se ha dado en otros países.

Pues, según sus palabras, lo que vive el mundo es una decadencia, un ataque constante a la democracia, a la república y a los valores.

Específicamente sobre las manifestaciones e incidentes violentos que se han dado en ese contexto en el país, expuso que se trata de un “acto de sedición interna dentro del propio gobierno”.

“No pertenezco al partido de Gobierno y no defiendo al Gobierno, sino a la democracia, ni defiendo al presidente, sino al estado de derecho”, agregó.

Además, dijo que los funcionarios son electos para un período determinado y se ha visto con mucha preocupación que cualquier persona con un celular en la mano es periodista e informa y desinforma.

Ello con el fin de estar buscando una supuesta depuración del Congreso y el Ejecutivo, pese a que quienes lo integran no tienen ni un año de haber asumido sus cargos.

“Hay grupos totalmente interesados, tendenciosos (que buscan) destruir la democracia del país. El atentado al Congreso, que el Código Penal lo define como terrorismo, en realidad es un atentado a la democracia”, resaltó el parlamentario.

Aseguró que se sabía que ese incidente iba a suceder, pero nadie lo creyó.

“Encima de eso la PDH y la Corte de Constitucionalidad obligaron a liberar a los policías que debían resguardar y que abandonaran sus posiciones”, mencionó.

Misión de OEA se reúne con titulares de la PDH y el Ministerio Público

Interés en elección de Cortes

Mientras tanto, Álvaro Arzú, de la bancada Unionista, señaló que no existe un intento de golpe de Estado en Guatemala y que las acciones se estarían dando por supuestos intereses en la elección de las Cortes.

La Corte Suprema de Justicia y Salas de Apelaciones tuvieron que haber tomado posesión en octubre y su elección “es un proceso muy largo y lamentable que se ha dado por casi dos años, en donde se ha ido entrampando”, destacó.

De acuerdo con su pronunciamiento, mucho de lo que ocurre en Guatemala está directamente relacionado al tema.

Al igual que con el nombramiento de la nueva Corte de Constitucionalidad, pues la actual magistratura está por concluir su período.

Según manifestó, los incidentes recientes en el país buscan debilitar al Congreso y a la Presidencia de la república para generar presiones y que se lleve a cabo o no el nombramiento de los togados.

* Con información de Edwin Bercián, Emisoras Unidas 89.7