Nota de EU89.7
Cortejos procesionales quedan cancelados para el 2021

La Ciudad Capital y La Antigua Guatemala, entre otros lugares del país, no contarán nuevamente con estas manifestaciones de fe pública, en donde el fervor de los católicos se desborda.

La Cuaresma y Semana Santa del próximo año nuevamente será atípica derivado a la pandemia Covid-19 (nuevo) coronavirus, que ha causado estragos en todo el mundo, pues no se podrán realizar los tradicionales cortejos procesionales.

A finales de marzo de este, a pocos días de que se hubiese dado a conocer sobre el primer caso positivo de coronavirus en nuestro país, las hermandades y cofradías de pasión anunciaron que se suspendía toda actividad de piedad popular.

Hermandades suspenden procesiones de Semana Santa

No habrá procesiones

Y como era de esperarse, el próximo año tampoco se realizarán los tradicionales cortejos procesionales en las calles de la Ciudad Capital, La Antigua Guatemala y otros lugares del país como Quetzaltenango y San Marcos, en donde el fervor de los católicos se desborda con estas manifestaciones de fe pública.

En una reunión en la diócesis de Guatemala, en la actividad participaron sacerdotes y representantes de las hermandades y cofradías de pasión de Guatemala y Sacatepéquez.

La cancelación de estas actividades fue anunciada por el arzobispo metropolitano, monseñor Gonzalo de Villa, quien indicó que no sería posible realizar los cortejos procesionales con normalidad debido al coronavirus.

El prelado sostuvo una reunión con representantes de hermandades y cofradías de pasión en donde también les instó a ser creativos y realizar actividades de manera virtual ya que presencialmente sería irresponsable, según dijo.

Por su parte, el párroco de la parroquia Nuestra Señora de los Remedios, El Calvario, padre Manuel Chilín, indicó que para “la Semana Santa del 2021 no iba a ser posible realizar los cortejos procesionales con la normalidad que se han venido realizando debido a la pandemia”.

Añadió que sería imprudente pensar en programar una serie de actividades y donde se convoque a un montón de personas que significaría poner en riesgo a toda la comunidad.

Afirmó que el llamado es “a cuidarnos a nosotros y cuidar a los demás”. Además, indicó que “el llamado del señor arzobispo es a ser creativos a utilizar todos los medios posibles para tratar de acercar más a la gente a Jesús de atenderles, pero también de hacerles comprender que en este momento de la pandemia que afecta el mundo entero, las procesiones como normalmente se realizaban no son posibles”.

Afirmo que más adelante la conferencia episcopal para a conocer la medias para las demás diócesis.

* Con información de Juan Carlos Chanta.